El conductor del nuevo Porsche 911 GT2 RS en el Goodwood Festival of Speed falló en su intento de derrape al realizar su paseo de exhibición.

En el Goodwood Festival of Speed hemos podido ver un sinfín de nuevos modelos, entre ellos los nuevos Porsche 911 Turbo S Exclusive Series y el Porsche 911 GT2 RS. El último de ellos – 911 GT2 RS – se ha convertido en el deportivo más caro de la marca bávara (326.934 €) así como en el más prestacional: ofrece 700 CV de potencia, acelera de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y alcanza los 340 km/h.

Como es lógico, el Porsche más rápido de la historia de la marca fue uno de los modelos que más expectación despertaron en el festival británico, más aún cuando su conductor realizó uno de los donut más deplorables de la historia.

Como podemos ver en el anterior video, el conductor en cuestión se encontraba en la zona reservada para hacer donuts cuando realizó su intento fallido. Lógicamente, el coche está sobradamente capacitado con sus 700 CV de potencia para realizar un donut en condiciones, y como entendemos que el piloto encargado de realizar la maniobra no debería ir falto de habilidad al volante, la explicación a esta bochornosa escena podría estar en el control de tracción y estabilidad (el denominado PSM; Porsche Stability Management). Si el coche hubiera tenido activado el PSM, el sistema habría bloqueado la aceleración del coche al detectar que el tren trasero perdía adherencia, en otras palabras, el piloto no hubiera derrapar bajo tracción con el PSM activado.

Porsche 911 GT2 RS fail

No obstante, también cabe la posibilidad de que el conductor del 911 GT2 RS simplemente no se atreviera a hacer un donut en un espacio tan limitado, no hay que olvidar que es un coche que vale más de 300.000 euros.