El BMW X7 Pick-up es una creación de los estudiantes de formación profesional de la marca y que se convierte en un coche único en su especie.

El BMW X7 fue presentado hace unos meses situándose como el buque insignia de la gama SUV de la marca. Ya hemos conocido que habrá versiones muy especiales del nuevo SUV, puesto que Alpina ya confirmó que pondría un toque picante tanto en el BMW X7 como en el BMW Serie 8.

Por lo tanto, qué mejor modelo que el recientemente presentado para crear un prototipo que llame aún más la atención que el modelo de serie (si todavía no lo habéis visto, tenéis una galería de fotos del BMW X7 en nuestra página hermana, Highmotor). Su nombre es BMW X7 Pick-up 2020 y, como os podéis imaginar, es una variante con bañera trasera al estilo de los vehículos preferidos en el continente americano.

El BMW X7 Pick-up es una creación única hecha por los estudiantes de formación profesional del Grupo BMW junto con las divisiones de construcción de concept cars de la planta de BMW en Munich. Este coche tan especial está basado en el BMW X7 xDrive40i de 340 caballos, combinando el lujo y la deportividad con el estilo tan peculiar de un pick up.

El BMW X7 Pick-up no tiene rivales

La superficie de carga ha sido hecha a mano con un acabado en madera pulida y equipa una suspensión neumática ajustable en dos niveles. Al estar basado en el modelo más lujoso de la familia X de BMW, este pick up tan especial cuenta con un equipamiento de primer nivel.

Tras la cabina de pasajeros en la que cinco personas pueden viajar en primera clase, se encuentra un área de carga de 1,40 metros con el portón cerrado y de 2 metros si se abre. Para crear esta versión tan especial, se ha utilizado CRPF (plástico reforzado con fibra de cargo) para hacer los componentes del techo, las puertas traseras y el portón posible.

Además, pese a que la carrocería es 10 cm más larga, la utilización de este material permitió reducir 200 kilos sobre el modelo de producción. La combinación en madera de teca de color miel y el color BMW Tanzanite Blue metálico consigue un exclusivo color azul marino que recuerda a los deportes náuticos.

Un prototipo que no se producirá en serie

Si el coche ya de por sí es muy atractivo, la marca ha enseñado su concept car con una BMW F850 GS cargada en su espacio trasero. Pese a que a nadie se le ocurriría montar una moto de este calibre en el inmaculado suelo de madera pulida del BMW X7 Pick-up y, sobre todo, a que la moto se caiga por el camino (no cabe si se cierra el portón), hay que decir que sería el cocktail definitivo.

Por lo tanto, el BMW X7 Pick-up es un concept car, por lo que la marca no tiene planeada su producción en serie. Sin embargo, proyectos tan especiales como este permiten a los estudiantes utilizar todos los conocimientos que han adquirido en el módulo de formación profesional. Por lo tanto, durante la realización de estos proyectos, hay una clara labor formativa, algo que BMW hace en nueve países del mundo con 5.000 alumnos a su cargo.

Milagros Caiña-Andree, miembro del Comité Ejecutivo de Recursos Humanos de BMW AG, afirmaba: “Me complace la sinergia entre la formación profesional del Grupo BMW y de la construcción de vehículos conceptuales, que permite a estos jóvenes talentos probar sus habilidades con un proyecto tan extraordinario”.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5326
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
6,5 - 10,9265 - 530171 - 248

Ver todas las versiones del BMW X7 (99.900€ - 124.200€)