Los BMW X5 M y BMW X5 M Competition han llegado para situarse en lo alto de la gama con una potencia que se dispara hasta los 625 caballos.

La cuarta generación del BMW X5 llegó al mercado el pasado año para postularse como uno de los grandes referentes en el segmento de los SUV de lujo. Sin embargo, todavía quedaba por presentar la guinda del pastel, el más prestacional de la gama: el BMW  X5 M y, por si este fuera poco, el brutal BMW X5 M Competition.

Tanto el BMW X5 M como su versión Competition serán presentados de manera oficial en el Salón del Automóvil de los Ángeles que se celebrará del 22 de noviembre al 2 de diciembre. Sin embargo, la marca va a demorar unos meses más su llegada a los concesionarios, puesto que se comenzarán a comercializar en mayo de 2020.

Una estética más musculosa

El primer paso es hablar de los cambios estéticos de los BMW X5 M y BMW X5 M Competition. En la parte frontal, se estrenan unas entradas de aire de generoso tamaño, unos nuevos faldones laterales, un alerón en el techo y un agresivo difusor que aloja cuatro salidas de escape.

Los riñones de BMW han evolucionado a pasos agigantados para ir ganando tamaño, por lo que en las nuevas versiones más prestacionales del SUV alemán cuenta con un gran protagonismo, estando pintadas en negro brillante y rematadas con listones dobles.

Las aletas también son nuevas y los pasos de rueda son más marcados con el objetivo de acoger las llantas de 21 pulgadas en el eje delantero y de 22 pulgadas en el trasero. Estas vienen de serie en caso de escoger la variante Competition y son opcionales en el “normal”.

El BMW X5 M Competition ofrece 25 caballos más que el BMW X5 M

La parte más importante de un modelo firmado por M Motorsport es su propulsor. Por ello, el BMW X5 M equipa el motor V8 de 4.4 litros Twin Turbo capaz de entregar 600 caballos. En el caso del BMW X5 M Competition, la potencia asciende en 25 caballos, por lo que se alcanzan los 625 caballos. Ambas versiones ofrecen los mismos 625 Nm de par motor.

Poco tiene que ver este poderoso propulsor con el el del BMW 2002 Turbo de 1969, por lo que no te debes perder la evolución de los motores turbo de BMW en competición.

En los dos casos, los propulsores van asociados a la caja de cambios M Steptronic de ocho velocidades y cuenta con el sistema de tracción integral M xDrive. Sin embargo, este sistema trabaja mano a mano con el diferencial M trasero activo, que tiende a enviar más potencia al tren posterior. De esta manera, el BMW X5 M puede ajustarse en dos modos: 4WD y 4WD Sport, en los que se gestiona la tracción para mejorar el dinamismo de semejante mole.

La velocidad máxima del BMW X5 M y del BMW X5 M Performance está autolimitada a 250 km/h, aunque en caso de escoger el M Driver´s Package, puede llegar a 290 km/h. Por otro lado, el BMW X5 M tada 3,9 segundos en hacer el 0 a 100 km/h y 3,8 segundos en el Competition.

El chásis ha sido optimizado para ofrecer un mejor comportamiento dinámico

El departamento de competición de BMW ha trabajado en mejorar la rigidez de la carrocería o los soportes de la suspensión para conseguir un comportamiento deportivo. Además, se ha añadido la suspensión adaptativa M, que cuenta con amortiguadores de control electrónico y un estabilizador para controlar las inercias.

Para rizar el rizo, el BMW X5 M y su variante Competition equipa unos frenos de alto rendimiento, por lo que se pueden distinguir unas enormes pinzas de freno pintadas con el clásico azul M y un sistema de escape deportivo que deja expresarse con total libertad al brutal V8.

Lujo y deportividad a partes iguales

El fabricante ha pretendido que, al entrar al habitáculo del BMW X5 M y del BMW X5 M Competition, se respire una atmósfera de lujo y deportividad. Por lo tanto, lo primero que llama la atención son los asientos deportivos forrados en cuero de grafito fino en la versión normal y otra tapicería de cuero específica para el Competition. Además, en ambos modelos se añade el volante deportivo y el pedalier de aluminio.

Además, cuenta con todos los avances tecnológicos que estrenó la cuarta generación del BMW X5. Por lo tanto, contamos con elementos como el BMW Live Cockpit Professional, un nuevo Head-Up Display o un sistema de control a través del volante para poder ajustar elementos del motor, la suspensión o el sistema de frenado.

Además, el BMW X5 M cuenta con el asistente por voz de BMW y otros elementos como el sistema de aparcamiento autónomo y una infinidad de asistentes a la conducción. Por lo tanto, tendremos que esperar a mayo del año próximo para ver la versión más radical del SUV de BMW en los concesionarios y para conocer los precios del BMW X5 M y del BMW X5 M Performance.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5500 - 650
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 10,5231 - 53039 - 238

Ver todas las versiones del BMW X5 (61.150€ - 112.250€)