Se llama BMW Vision M Next y según la marca bávara es un digno sucesor del mítico BMW M1 de 1978. Equipa un tren motriz híbrido con 600 CV de potencia combinada.

La división de alto rendimiento de la marca bávara está desarrollando lo que se podría convertir en un digno sucesor del mítico BMW M1 de 1978. El fabricante alemán acaba de presentar en el BMW Welt su nuevo concept denominado BMW Vision M Next antes de su esperado debut en el Salón del Automóvil de Frankfurt el próximo mes de septiembre.

El coupé híbrido con chasis de fibra de carbono tiene prevista su venta a principios de la próxima década. Klaus Frohlich, jefe de desarrollo de BMW, ha respondido a preguntas sobre la probabilidad de producción añadiendo que «cumplimos lo que prometemos».

El BMW Vision M Next presentará un nuevo motor híbrido de propulsión de gasolina y electricidad con 600 CV que también podría estar destinado a alimentar los modelos M más convencionales.

La nueva línea de transmisión de alto rendimiento, que desarrolla más del doble de la potencia utilizada por el actual BMW i8, premiado como mejor motor híbrido, forma parte de un programa de electrificación del tren motriz que está siendo supervisado por el nuevo CEO de BMW M, Markus Flasch.

BMW Vision M Next, ¿el futuro de la división deportiva de la marca bávara?

El modelo híbrido será la punta de lanza de la iniciativa denominada Strategy One Next que tiene como objetivo lanzar hasta 25 modelos electrificados para 2025. La decisión de desarrollar un modelo que pueda llegar a suceder al BMW M1 se produce después de casi tres décadas de estudios conceptuales de un BMW con motor central.

Los iniciados en el cuartel general de BMW dijeron que la versión de producción del biplaza está programada como modelo de edición limitada antes del lanzamiento del BMW i8 de segunda generación, lo que significaría que ambos vehículos compartieran componentes estructurales clave.

El BMW Vision M Next está vinculado a los esfuerzos de la división de alto rendimiento por elevar el perfil de la misma a los establecidos por Audi Sport y Mercedes-AMG.  El nuevo BMW M más radical está basado en una silueta de cuña y líneas tensas que evocan al BMW M1 original. 

 El exterior, por su parte, combina elementos retro con contemporáneos. Presenta una nueva rejilla con un patrón grabado con láser, elementos aerodinámicos, iluminación OLED y puertas con apertura de mariposa. Domagoj Duckec, director de diseño de la marca, ha asegurado que el «Vision M Next establece una declaración muy clara y confiada en apariencia». Además, Duckec cita al BMW 2002 Turbo de 1972 como su principal inspiración.

Un motor de gasolina de 2.0 litros que se equipará en los nuevos modelos M

El tren motriz híbrido del BMW Vision M Next está compuesto por un motor de gasolina de 2.0 litros y cuatro cilindros turbo que se montará en varios modelos M en un futuro a corto plazo. Este corazón está situado detrás del conductor que se encuentra acompañado de dos motores eléctricos de BMW que actúa uno en cada eje respectivamente.

Puede proporcionar tracción en las cuatro ruedas o únicamente trasera, dependiendo del modo que el conductor seleccione. Ofrece una potencia combinada de 600 CV y una autonomía, completamente eléctrica, de 100 km. Además, será capaz de acelerar de 0 a 100 km/hora en 3.0 segundos y alcanzará una velocidad máxima de 330 km/hora.