El BMW Serie 8 Coupé saldrá al mercado el próximo mes de noviembre en dos versiones: M850i XDrive y 840d XDrive.

El BMW Serie 8 Coupé ya está aquí. Tras más de un año de espera, la nueva berlina deportiva premium del fabricante alemán ha sido presentada oficialmente. Aunque su bautismo de fuego tuvo lugar en el mundial de resistencia (WEC), donde hemos podido ver al BMW M8 GTE compitiendo en la categoría GTE Pro de las 24 Horas de Le Mans. El nuevo Serie 8 llegará al mercado el próximo mes de noviembre en dos versiones: M850i XDrive y 840d XDrive.

Hace casi tres décadas, el Serie 8 cautivó al mundo del automóvil por sus formas atrevidas. Ahora su sucesor llega promete causar la misma sensación. Te contamos todo lo que tienes que saber sobre uno de los modelos más impactantes de este 2018.

BMW Serie 8 Coupé
BMW Serie 8 Coupé con pack carbono (opcional)

Diseño: enfocado a la deportividad sin olvidar el lujo

El BMW Serie 8 Coupé luce una apariencia deportiva combinada con la elegancia que caracteriza a las berlinas más premium del mercado. Hay que decir que esta versión de producción respeta considerablemente el diseño del prototipo que anticipaba su llegada hace un año.

BMW Serie 8 Coupé

La deportividad de este modelo se deja notar en elementos como el contundente spoiler delantero, las grandes tomas de aire del parachoques o los marcados contornos del capó. Los nuevo faros LED que estrena este BMW Serie 8 Coupé son los más delgados que ha ofrecido BMW hasta la fecha. Opcionalmente, se pueden obtener los sistemas BMW Laserlight y Selective Beam con iluminación adaptativa.

BMW Serie 8

El nuevo Serie 8 ofrece la siguientes dimensiones: 4.843 mm de longitud, 1.902 mm de anchura, 1.341 mm de altura y una distancia entre ejes de 2.822 mm. Hablamos por tanto de un coche más corto que un Mercedes Clase S Coupé o un Maserati Ghibli, pero ligeramente más largo que un Lexus LC.

BMW Serie 8 Coupé

Peso y aerodinámica optimizados

Unos bajos prácticamente sellados, un control activo de las entradas de aire, cortinas y conductos laterales de guiado del aire y unos estrechos soportes en los espejos retrovisores contribuyen a reducir la resistencia aerodinámica del nuevo BMW Serie 8 Coupé.

BMW Serie 8

El coupé deportivo ofrece un techo opcional de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) que rebaja el ya de por sí bajo centro de gravedad del coche. Este material que aumenta la moldeabilidad y rigidez de la carrocería también lo encontramos en las rejillas de las tomas de aire, las cubiertas de los retrovisores exteriores, el alerón trasero y el difusor trasero disponible en el paquete de carbono opcional.

BMW Serie 8

Chasis orientado a la deportividad

El BMW Serie 8 ha sido concebido para una conducción deportiva e incorpora una serie de elementos que fomentan su comportamiento dinámico:

  • Suspensión delantera de paralelogramo deformable (doble horquilla) y eje trasero con cinco brazos.
  • Suspensión Adaptive M con amortiguadores controlados electrónicamente.
  • Dirección activa integral: reduce el diámetro de giro al maniobrar.
  • Barra de estabilización de balanceo activa (opcional): este elemento permite una compensación especialmente rápida y precisa del balanceo de la carrocería en maniobras de alta velocidad, mejorando la agilidad y la estabilidad tanto en la entrada como en la salida de las curvas.
  • Frenos M Sport: de serie en el BMW M850i xDrive Coupé, opcional en la variante diésel.
  • Llantas de aleación M de 20 pulgadas con neumático de alto rendimiento: de serie en el BMW M850i XDrive Coupé.

Gama de motores

BMW Serie 8

El renovado motor V8 de 4,4 litros que estrena el BMW M850i es la estrella del baile. Hablamos de un propulsor biturbo con tecnología twin scroll (doble entrada) y sistema de inyección directa que ha visto su potencia y par motor aumentados hasta los 530 CV (68 CV más que la anterior versión) y 750 Nm (disponible en un amplio rango de revoluciones: entre 5.500 y 6.000 rpm). Esta mejora en prestaciones se ha logrado sin penalización de peso alguna sobre el motor al que reemplaza. El nuevo BMW M850i XDrive alcanza los 100 km/h en tan solo 3,7 segundos.

Además, el motor V8 del nuevo Serie 8 no son solo prestaciones, también luce una imponente sonoridad gracias al sistema de escape deportivo controlado por aletas (flaps) que incorpora.

Por su parte, el motor diésel biturbo de seis cilindros en línea y 3.0 litros desarrolla 320 CV de potencia y un par motor de 680 Nm (disponible desde 1.750 rpm). Con este propulsor el nuevo Serie 8 acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos.

BMW Serie 8

Ambos motores están ligados a una versión mejorada de la transmisión automática Steptronic Sport de ocho velocidades. Esta caja de cambios ofrece ahora una relación de cambio más amplia y unos cambios de marcha más deportivos. Incorpora levas de cambio de serie.

Sistema de tracción XDrive con bloqueo electrónico del diferencial

El nuevo BMW Serie 8 incorpora el sistema de tracción XDrive (4×4), cuya configuración orientada al eje trasero garantiza la experiencia de conducción que se espera de un BMW deportivo. Este sistema incorpora además un diferencial autoblocante controlado electrónicamente en el tren trasero. Esta ultima opción viene de serie en el BMW M850i xDrive y permite una realizar una salida de los virajes más dinámica gracias a la distribución de potencia que se realiza entre la rueda trasera interior y exterior; esta última se lleva un mayor porcentaje de potencia en los giros donde se bloquea el diferencial.

Interior: moderno y minimalista

BMW Serie 8

En el interior encontramos un diseño moderno y minimalista. La consola central y el panel de instrumentos lucen varios embellecedores que ponen de manifiesto la calidad de acabados de este BMW Serie 8 Coupé. Los asientos deportivos son de nueva factura y vienen tapizados de serie en cuero Vernasca. El tapizado de cuero en los hombros de las puertas y el cuadro de instrumentos también es estándar.

A pesar de su orientación deportiva, el nuevo BMW Serie 8 Coupé no ofrece una habitabilidad pobre. Su larga distancia entre ejes (2.822 mm) y ancho de vías, unido a sus amplias plazas traseras (configuración de asientos 2+2), facilitan un espacio confortable para los pasajeros. Además, los asientos traseros se puede plegar en configuración 50:50. La capacidad del maletero es de 420 litros.

BMW Serie 8

De forma opcional, el coche puede contar con una serie de elementos que hacen de la experiencia a los mandos del BMW Serie 8 todo un lujo:  BMW Display Key, carga inalámbrica para smartphones, asientos climatizados o el sistema de sonido Bowers & Wilkins Diamond.

Los últimos asistentes a la conducción

Como no podía ser de otra manera en un coche de esta categoría, el nuevo BMW Serie 8 cuenta con los asistentes a la conducción más vanguardistas del mercado:

  • Control de Crucero Activo con Función Stop & Go
  • Asistente de Control de Dirección y Carril
  • Asistente de Mantenimiento de Carril con protección contra colisión lateral y ayuda de evasión
  • BMW Night Vision
  • Advertencia de Tráfico de Cruce
  • Advertencia de Prioridad
  • Advertencia de Dirección Prohibida
  • Asistente de Marcha Atrás: este sistema permite revertir de un modo sencillo un trayecto de hasta 80 metros, maniobrando el vehículo hacia atrás a lo largo del camino recientemente recorrido hacia delante.

Tecnología de infoentretenimiento

El coche cuenta con el BMW Operating System 7.0, una tecnología con pantallas configurables y personalizadas de hasta 10,25 pulgadas situadas en el cuadro de mandos y la zona de control. Entre los contenidos que se pueden visualizar en las pantallas táctiles de este sistema destaca la aceleración lateral del coche en curvas de alta velocidad.

BMW Serie 8

El nuevo Serie 8 también ofrece de serie el BMW Live Cockpit Professional. La instrumentación digital está dominada por una pantalla de 12,3 pulgadas.

BMW Serie 8

Por su parte, la pantalla del Head-Up Display ha sido mejorada y se encuentra como parte del equipamiento de serie. Su área de proyección es ahora más grande, ofrece nuevos contenidos y sus gráficos han sido optimizados.