La distinción y la mejora de las versiones más sencillas será el objetivo del pack de elementos y accesorios extras del BMW Serie 5 Carbon Edition

Su nombre lo indica todo, quizás podría haber añadido un “muscle” en medio, pero no le hace falta porque la carrocería del BMW Serie 5 ya contiene el suficiente porte escultórico como para no necesitar más tratamiento a base de esteroides.

Y es que el BMW Serie 5 Carbon Edition recoge un paquete específico desarrollado por el departamento de la letra M destinado a la berlina de tamaño grande para engalanarla con un plus de deportividad y agresividad mayor que muestra de origen.

Aunque estas fotografías no parten de la marca madre, sino que se han filtrado al foro especializado de BMW, Bimmerpost. No por no proceder desde el fabricante carecen de rigor ya que, para este BMW de la generación conocida con código interno como G30, contará con un paquete M Performance al estilo del que ya hemos visto en otras ocasiones.

Un acabado exclusivo

Los elementos exteriores, cuya eficiencia trabajarán sobre la mejora dinámica y aerodinámica del vehículo, además distinguirán a un BMW Serie 5 de uno con acabado Carbon Series y serán el propio kit M Sport Package donde destacan las llantas en 19 pulgadas de tipo 664M a través de las cuales se podrá ver un conjunto de frenos M Performance.

Otros elementos distintivos serán taloneras con logotipos de M Performance, un lip, o añadido, para el contorno inferior del paragolpes delantero, un acabado propio y con mejora de la canalización del flujo del aire para el parachoques trasero y, finalmente, un discreto pero distintivo alerón para el portón del maletero. Todo ello insertado en una carrocería blanca que restalte el contraste entre su color y el propio de las piezas en fibra de carbono.

En el interior, el color negro predomina y destaca en las piezas tapizadas con piel, en Black Dakota, con inserciones de las costuras en un llamativo azul.

Por detrás del BMW M5

El BMW Serie 5 Carbon Edition estará disponible para las versiones más potentes de la generación G50, a excepción, lógicamente, del propio BMW M5. Esto es, para el BMW 530i y el BMW 540i, tanto en sus variantes de propulsión trasera como de tracción integral.

El incremento del precio de venta del coche, respecto de los que carezcan del paquete Carbon Series estará próximo a los 4.000 euros y estará disponible desde este verano.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Hatchback, Sedan, Familiar5, 4 - 570
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 10,8184 - 60044 - 246

Ver todas las versiones del BMW Serie 5 (50.950€ - 138.050€)