El acuerdo de colaboración facilitará la llegada de 40 serie 7 autónomos. Estos modelos serán distribuido entre Estados Unidos y Europa a mediados de 2017.

El proyecto de cooperación será comandado por el grupo BMW. El fabricante alemán se encargará de desarrollar la dinámica de los prototipos autónomos y la plataforma escalable. Por su parte, Intel aportará un procesador de clase mundial que funcionará junto a la gama de sensores y cámaras proporcionadas por Mobileye.

Klaus Frohlich, miembro del consejo de administración de desarrollo de BMW AG, destacó la importancia del acuerdo logrado con con Intel y Mobileye: “Ofrecer la movilidad autónoma a nuestros clientes, es una ambición compartida con Intel y Mobileye. Esta asociación tiene todos los ingredientes y el talento para superar los enormes desafíos tecnológicos que nos esperan”.

El fabricante alemán también ha dejado la puerta abierta a que otras compañías hagan uso de la plataforma para vehículos autónomos que pretenden lanzar: “Ya estamos pensando en términos de escalabilidad. Nos gustaría que otras empresas, fabricantes, proveedores o compañías tecnológicas participen o contribuyan en nuestra plataforma autónoma” asegura el miembro del consejo de administración de desarrollo de BMW.