BMW adelanta nuevos datos del BMW iX3, el SUV eléctrico que llega en 2020 con un motor de 286 CV y una autonomía de 440 km.

El primer SUV eléctrico de BMW, el nuevo BMW iX3, está listo para sumarse a la oleada de SUVs de propulsión eléctrica que llegan en 2020. Y se convertirá en el primer modelo de la marca alemana disponible con cuatro tipos diferentes de propulsión: motores de gasolina, diésel, la nueva versión híbrida enchufable X3 xDrive30e, y el iX3 cien por cien eléctrico.

Derivado del prototipo BMW iX3 concept, con este modelo BMW inicia una nueva era en cuanto a versiones de propulsión eléctrica, que contempla la llegada del BMW i4 y el BMW iNEXT ya en 2021, todos ellos utilizando el sistema de propulsión derivado del que utilizará el iX3.

Tracción trasera, 286 CV y 440 km de autonomía

La quinta generación de la tecnología eDrive incorpora importantes novedades, que BMW va desvelando antes del lanzamiento al mercado del iX3.

Para empezar, se ha rediseñado todo el sistema, de forma que tanto el motor eléctrico como la batería, la unidad de control y la transmisión van integradas en una carcasa común. Este diseño permite, según la marca, no solo una mayor compacidad, también mejorar la relación entre potencia y peso en un 30 por ciento, respecto a la generación eDrive anterior.

En el caso del iX3, el motor anuncia una potencia máxima de 210 kW (286 CV) con un par de 400 Nm. La potencia se transmite aquí a las ruedas traseras, y la autonomía oficial anunciada según el ciclo de homologación WLTP alcanza los 440 km. Según la marca, el consumo medio homologado, de 20 kWh/100 km, es posible en BMW iX3 gracias a la eficiencia de los componentes y a la alta densidad de energía de la batería, lo que permite una autonomía que en otros coches de este tipo sólo se alcanza con baterías mayores.

La batería del BMW iX3

El sistema de batería de alta tensión del BMW iX3 está compuesto por una serie de módulos de celdas prismáticas. El diseño permite que sea escalable, es decir, se puede utilizar y configurar en diferentes tamaños y capacidades.

Para el iX3, la batería está instalada de forma plana en el piso del vehículo, de manera que interfiera lo menos posible en el habitáculo, y tiene una capacidad de 74 kWh. En BMW han trabajado especialmente para aumentar no solo la densidad de energía, sino también la durabilidad y la seguridad. Además, la marca presume de gestionar directamente por primera vez la compra de materiales como el cobalto y el litio utilizados para su fabricación.

Un dato interesante sobre el nuevo BMW iX3 es su huella medioambiental en cuanto a emisiones de CO2 a lo largo de toda su vida útil, incluyendo el proceso de producción. BMW lo compara con un BMW X3 sDrive 20d con motor turbodiésel, y asegura que el balance es favorable al iX3 en un 30 por ciento si el vehículo se utiliza con energía eléctrica «convencional». Una ventaja que se eleva hasta el 60 por ciento si se utiliza para la recarga de la batería energía eléctrica producida de forma sostenible.

El nuevo BMW iX3 se fabricará para todo el mundo en la empresa conjunta entre BMW y Brilliance Automotive en la ciudad de Shenyang, China.