El nuevo BMW i8 Roadster ya está listo para rodar en la Fórmula E. El nuevo Safety Car monta un alerón en la zaga y un parabrisas mucho más corto.

El nuevo BMW i8 Roadster se ha convertido en Safety Car de la Fórmula E. Su presentación en sociedad se ha llevado a cabo en el Yacht Club de Mónaco en la víspera del Gran Premio. Desde la marca bávara aseguran que el vehículo ha sido modificado, específicamente, para su uso en pista. Además, está basado en su hermano el BMW i8 Coupé.

Entre los asistentes a la presentación destaca la presencia de Pierre Casiraghi, vicepresidente del Yacht Club de Mónaco, Alejandro Agag, CEO de la Fórmula E y Robert Irlinger, director de BMW i.

BMW i8 Roadster Safety Car

El BMW i8 Roadster es la última incorporación de la marca germana a la familia de los Safety Car de la Fórmula E. Es el primero, en el mundo, que es cabrio. Además, destaca por el alerón que preside su zaga y por su parabrisas de corto alcance.

Robert Irlinger, director de BMW i, ha apuntado que “BMW i y la Fórmula E son sinónimo de innovación. Este proyecto es un muy buen ejemplo del espíritu de BMW i en la Fórmula E. Con el desarrollo del nuevo BMW i8 Roadster como Safety Car, los ingenieros, los diseñadores y el equipo de comunicación de BMW i, se han atrevido a explorar nuevos horizontes y crear un automóvil absolutamente único”.

“El equipo de desarrollo que hay detrás del nuevo Safety Car de BMW es similar a una start-up. Estoy muy agradecido con la FIA y la Fórmula E por mostrar tanto entusiasmo hacia nuestra innovación y por hacer posible usar el BMW i8 Roadster como un coche de seguridad oficial “, ha finalizado el responsable de BMW i durante la presentación.

Por su parte, Alejandro Agag ha querido asegurar que “el BMW i8 Roadster Safety Car tiene un diseño sorprendente, algo que lo diferencia de todo lo que hemos visto antes, y qué mejor ajuste para su presentación que en el E-Prix de Mónaco. BMW ha sido un socio desde la temporada inaugural, y su apoyo continuo como socio de vehículos y ahora como equipo demuestra su compromiso con la movilidad eléctrica “.

BMW i8 Roadster, puesto a prueba para la pista

El BMW i8 Roadster Safety Car ha sufrido una de las modificaciones más llamativas. El parabrisas delantero es más corto que el de un coche de producción convencional. Algunas fuentes dicen que esta modificación le otorga un aspecto más dinámico.

El centro de gravedad del vehículo también ha sido reducido. Ahora es 15 mm más bajo que del modelo de serie. El nuevo Safety Car de la Fórmula E equipa el sistema de frenos carbocerámicos de BMW M, una barra estabilizadora aprobada por la FIA y un alerón que añade un extra de aerodinámica.

Las barras de luces están situadas sobre el alerón, lo que hace más fácil la visualización del vehículo desde todos los ángulos. El nuevo roadster de BMW tiene una antena de comunicación, una antena GPS y una cámara de visión trasera.

BMW iFE.18

Los colores azules y púrpuras predominan en la carrocería mientras que el naranja y el verde destacan algunos de los detalles del modelo.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Coupé, Roadster3, 2154
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 2,1231 - 37442 - 49

Ver todas las versiones del BMW i8 (145.226€ - 161.950€)