El BlueDiesel permitirá que los vehículos reduzcan en hasta un 20% las emisiones contaminantes de CO2 gracias a la fórmula que lo compone.

La llegada del BlueDiesel o Diesel R33 parece que dará una vida extra a los vehículos impulsados por este carburante. Entre los desarrolladores encontramos a Bosch, Shell o Volkswagen, quiénes ya han testado este nuevo biocombustible ‘azul’. Aunque durante los últimos meses las ventas de coches diésel han caído, se presupone que su llegada servirá de impulso a estos automóviles en el mercado. Además, el Diesel R33 cuenta con la homologación europea, por lo que se espera que su llegada a las gasolineras no se demore en exceso.

El BlueDiesel cuenta con la aprobación de la Unión Europea

Pero, ¿qué es el BlueDiesel o Diésel R33? Si es la primera vez que oyes hablar sobre estos conceptos, debes saber que surgió como un proyecto conjunto de la Universidad de Coburg (Alemania) y Volkswagen en el año 2013. No obstante, no ha sido una investigación únicamente entre estas dos entidades. Grandes compañías como Shell, Bosch o Tecosol han participado de forma activa en su desarrollo.

La propia Volkswagen ha realizado pruebas en 1.300 vehículos en Alemania con este biodiesel. Según los datos, sus automóviles han recorrido cerca de 26 millones de kilómetros sin ningún tipo de incidencia. La marca de coches ha utilizado las estaciones de servicio de Wolfsburgo, lugar de procedencia, y en su planta de Salzgitter, también en Alemania.

Una de sus principales ventajas del BlueDiesel es la plena compatibilidad con cualquier vehículo que consuma este combustible independientemente de su antigüedad. Desde que salió a la luz la manipulación de los motores diésel de Volkswagen para superar los test anticontaminación, la firma alemana se puso manos a la obra para desarrollar este proyecto. Asimismo, esto ha significado un aumento en las ventas de vehículos híbridos (gasolina) o únicamente modelos de gasolina. El aterrizaje del BlueDiesel supondría un nuevo empujón a los modelos impulsados por diésel.

Por otro lado, el denominado Diésel Azul ya cuenta con la aprobación de la Unión Europea. El Diésel R33 cumple la normativa DIN EN 590, por lo que su llegada a las gasolineras de la zona euro será cuestión de tiempo. Aunque no existe una fecha exacta para su comercialización, distintas fuentes apuntan a que podremos encontrar este biocombustible a lo largo del año 2019.

El BlueDiesel es la esperanza contra el CO2

A pesar de que ofrezca una compatibilidad total con cualquier vehículo de tipo diésel, su gran aportación al mundo de la mecánica es otro distinto. Según Volkswagen, el BlueDiesel reduce en un 20% las emisiones contaminantes de CO2 respecto al diésel convencional “gracias al uso de biocombustibles”.

Sin embargo, ¿por qué alcanza esos datos? Entre otras cosas por su fórmula. A pesar de que dos terceras partes están compuestas de combustible fósil, el 33% restante proviene de materiales reciclados. Aunque son cifras aproximadas, un 26% pertenece a aceite vegetal hidrogenado y un 7% de aceite de cocina usado. Esto permite una doble misión: una menor contaminación como combustible y reciclar elementos contaminantes.