Si tenías en mente una berlina de la categoría del Audi A4, atento. El hecho de que Audi ofrezca la nueva edición especial Black line edition para el A4 Avant ya es, por sí solo, un argumento de peso para elegir el familiar. Aunque hay más.

Frente a la berlina, el Audi A4 Avant tiene un sobreprecio en torno a los 2.000 euros, según versiones. Poco, para todo lo que te llevas. Para empezar, desde el punto de vista del conductor no tienes ningún condicionante. Con la misma longitud que la berlina, 4,73 metros, se aparca y se maniobra igual, y se siente igual de ágil y preciso al conducirlo por cualquier tipo de carretera. Y a igualdad de motor, la pequeña diferencia que puede existir en prestaciones o en consumos –debido al mayor peso de la carrocería Avant– no es como para tenerla en cuenta.

¿Por qué no un A4 Avant?

Cuestiones estéticas aparte, las verdaderas ventajas llegan a la hora de utilizar el maletero. Frente al A4 berlina, el Avant ofrece 25 litros más de capacidad de maletero, con la practicidad que aporta un portón de apertura eléctrica que deja un gran hueco de carga. Cuando se trata de viajar con equipaje, no hay comparación posible: en el Avant puedes aprovechar el hueco hasta el techo, transportar objetos de casi 2 metros o aprovechar las múltiples opciones que ofrece Audi para organizar la carga, entre redes, separadores o raíles con argollas deslizantes. Además, las plazas traseras del Audi A4 Avant también cuentan con algún centímetro extra en su cota de altura.

Audi A4 black line edition

La variedad de combinaciones de motor y transmisión para elegir es tan amplia como en la berlina. En gasolina, la gama comienza con el 1.4 TFSI de 110 kW (150 CV), que puede llevar cambio manual de 6 marchas o S tronic de doble embrague. Por encima queda el 2.0 TFSI de 190 CV, siempre con cambio S tronic, y posibilidad de tracción quattro. La versión de acceso en diésel es el 2.0 TDI en su variante de 90 kW (122 CV), al que sigue el mismo motor con 150 o con 190 CV, el primero disponible con cambio S tronic o en versión quattro con cambio manual, y el más potente con cambio S tronic como alternativa al manual, y con una versión automática que también puede llevar tracción quattro.

Audi A4 Avant

Las variantes más potentes de la gama recurren al V6 TDI de 3 litros, con 218 CV, cambio S tronic y tracción quattro opcional, o con 272 CV, en este caso siempre con tracción quattro y cambio tiptronic.

Lo que te llevas si eliges la serie Black line edition

En el caso del Audi A4 Avant, sobre el acabado base la marca ofrece las series especiales Advanced edition, design edition, S line edition y el Black line edition que nos ocupa. Cada una de ellas va añadiendo equipamiento respecto a la anterior, ya sea funcional o de estilo. Y todas tienen una ventaja: el precio final teniendo en cuenta lo que cuestan está muy por debajo de lo que supondría añadir todo su equipamiento extra a la versión básica montando las opciones por separado. Además, existe una promoción adicional de 2.500 euros sobre el precio final de tarifa si se financia la compra con la financiera de la marca.

Audi A4 Avant

En el caso del Audi A4 Black line edition, el equipamiento adicional respecto al resto de versiones es similar al de la serie S line edition, por lo que cuenta ya con control de velocidad Tempomat, sensor de lluvia y luz, Audi smartphone interface, sistema MMI Navegación, los servicios de Audi connect Safety & Service, paquete exterior S line, asientos delanteros deportivos, climatizador de 3 zonas, volante deportivo multifunción y el sistema de ayuda al aparcamiento avanzado Audi parking System plus.

Los detalles característicos de la versión Black line edition respecto a los S line edition añaden parrilla en color gris oscuro brillante, color que se aplica también a los marcos de las ventanillas, a las carcasas de los espejos retrovisores y a las inserciones de las entradas de aire laterales. Las barras del techo van en negro mate, y las llantas de aleación pasan a ser de 19 pulgadas, firmadas por Audi Sport y con acabado en apariencia de titanio. Y el equipamiento no es cerrado: puedes recurrir a la lista de opciones para completarlo según tus preferencias o necesidades.

Audi A4 Avant

Los precios de la gama Audi A4 Avant Black line edition van desde los 40.250 euros del 1.4 TFSI de 110 kW hasta los 60.530 euros del V6 TDI 200 kW (272 CV) con tracción quattro y cambio tiptronic. Una de las versiones más interesantes por su relación entre precio, prestaciones y consumo es el Audi A4 Avant 2.0 TDI de 190 CV con el magnífico cambio S tronic de doble embrague, que apenas cuesta 840 euros más que la variante con cambio manual. Esto es así porque con el automático se reduce el consumo medio hasta dejar las emisiones de CO2 en 116 g/km, frente a los 121 g/km de la versión con cambio manual, lo que permite al S tronic quedar exento del pago del Impuesto de Matriculación.

Dynamic photo, Colour: quantum gray

Audi anuncia una promoción para el A4 Avant Black line edition desde 250 euros al mes. Se trata de un renting, calculado para la versión 2.0 TDI de 122 CV. Implica un contrato de 36 mensualidades con un total de 45.000 euros (se puede ampliar), entregando una entrada de 6.487 euros (precios sin IVA). En este contrato se incluye el mantenimiento del vehículo salvo el cambio de neumáticos, el seguro a todo riesgo sin franquicia y la asistencia en viaje.

Además de en el A4 Avant, Audi ofrece la serie especial Black line edition en el Audi A6 Avant, en los modelos Q3, Q5 y Q7 de su gama SUV, en el compacto Audi A3, y en el deportivo Audi TT Coupé.