Quedan pocos días para que el Bentley Flying Spur 2019 se presente en sociedad. La tercera generación del sedán de gran lujo será todo un ejemplo de conexión entre tecnología y artesanía.

2019 es un año especial para Bentley Motors, puesto que celebra un siglo de historia consagrándose como uno de los fabricantes de coches de lujo con más solera del sector de la automoción. Por lo tanto, el centenario de la marca es el momento ideal para presentar el Bentley Flying Spur 2019.

Las grandes berlinas de lujo siempre han sido la especialidad de la marca de la B alada, gracias a obras de arte como el Bentley Mark VI, el Bentley SIII Continental o el más moderno Bentley Arnage. Por ello, se espera que cuando el fabricante británico lance un nuevo modelo de este tipo sea todo un ejemplo de cómo se deben hacer. Es aquí donde entra en juego la tercera generación del Bentley Flying Spur, que será presentada el próximo 11 de junio.

El Bentley Flying Spur 2019 será completamente nuevo

La nueva generación del buque insignia de la marca utilizará como base la plataforma MSB-F del grupo Volkwagen, es decir, la misma que el Porsche Panamera. Esto es sinónimo de que avanzará de manera significativa en aspectos como la ligereza o el dinamismo.

La dirección en las cuatro ruedas será otra de las características que favorecerá enormemente el manejo de un coche que medirá casi 5 metros y medio. Durante las maniobras a alta velocidad, el sistema orienta las ruedas traseras en el mismo sentido que las ruedas delanteras, por lo que dibujar una curva será mucho más rápido y sencillo. En caso de que la maniobra sea a una velocidad reducida, las ruedas traseras giran en la dirección contraria a las del eje delantero, lo que convierte las maniobras en lugares más angostos en un juego de niños.

Un elemento que sí sigue con la tradición marcada por las dos generaciones anteriores del Bentley Flying Spur es la tracción total. Sin embargo, hay una novedad en este aspecto, y es que por primera vez el coche manda la potencia únicamente a las ruedas traseras en condiciones de conducción normal, por lo que si se le buscan las cosquillas, la trasera se insinuará.

Sin embargo, no penséis que Bentley iba a dejar que su coche fuera una máquina de quemar rueda, ya que un buen lord nunca se pone un chándal. Por este motivo, en cuanto el coche detecta un mínimo deslizamiento en el eje trasero, el sistema de tracción reparte inmediatamente la potencia a las ruedas delanteras para que su nueva gran berlina nunca llegue a perder la compostura.

Habrá motores W12, V8 y, por primera vez, híbridos enchufables

Hablando de potencia, bajo su capó esconde el monstruoso motor W12 biturbo de 6.0 litros capaz de entregar 635 caballos de potencia, con los que tiene un brutal par máximo de 900 Nm. Este propulsor es el mismo que utiliza el Bentley Continental GT y le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 333 km/h.

Este propulsor cuenta con un sistema de desconexión de cilindros que le permite funcionar sólo con la mitad de su poderío, es decir, como si fuera un V6. Bentley ofrecerá además versiones V8 más asequibles y, por primera vez, un híbrido enchufable que permitirá mejorar en gran medida la eficiencia del sedán de lujo de la marca.

Bentley ha trabajado en mejorar el comportamiento dinámico

Otra de las novedades del nuevo Bentley Flying Spur 2019 es el sistema “Dynamic Ride”, diseñado especialmente para mejorar la experiencia de conducción y el confort de marcha. Este sistema regula la rigidez de la suspensión en función de las condiciones que haya en cada momento. De esta manera, se evitan los balanceos que pueden hacer que las copas de champagne acaben derramadas en la inmaculada tapicería.

El nuevo Bentley Flying Spur debe seguir la perfecta combinación de tecnología y artesanía que ya demostró hace unos meses su hermano pequeño, el Bentley Continental GT. El fabricante británico tiene como intención presentar al modelo referencia del segmento de los sedanes de gran lujo.

No tenemos duda de que la experiencia de Bentley en fabricar los coches más refinados unida al enorme mundo de posibilidades que le dan tener a un gigante como el Grupo Volkswagen detrás, harán que la receta resultante sea una toda una referencia.