El Bentley Continental GT tiene hambre de montaña y lo va a demostrar el próximo 30 de junio en Pikes Peak.

Pikes Peak se ha convertido en el nuevo reto del Bentley Continental GT y es que el fabricante intentará batir el récord de coches de producción mundialmente famoso. La prueba se llevará a cabo a finales de este mismo mes y el tiempo a batir son los 10:26.9.

La pasada edición, el Bentley Bentayga consiguió el récord para un SUV de producción en Pikes Peak. Este modelo consiguió un tiempo de 10:49.9, sacando casi dos minutos del récord anterior con un promedio de 107 km/hora.

En el año del centenario de la marca, el espíritu de esfuerzo y el deseo de ampliar los límites del rendimiento del automóvil sigue siendo sólido después de 100 años de competencia. El Bentley Continental GT, que compite con el número 100, equipa un motor W12 de gran capacidad y dinámica.

Este propulsor ha sido sometido a extensas pruebas para preparar tanto al coche como al conductor para conseguir hacerse con el récord durante esta edición de Pikes Peak.

El Bentley Continental GT apuesta por conseguir el récord en Pikes Peak

Brian Gush, director de Bentley en la división de Motorsport, ha asegurado que «hemos aprendido mucho de nuestra exitosa visita a Pikes Peak el año pasado con Bentley Bentayga y lo hemos aplicado a nuestros preparativos en esta ocasión. Estamos orgullosos de demostrar la amplitud de habilidades de Continental GT en la competencia en un escenario global».

«Las condiciones extremas de Pikes Peak plantean un desafío significativo. Con la línea de inicio a 9,300 pies y subiendo a 1400 pies, el aire es 1/3 menos denso que al nivel del mar. El clima también jugará un papel vital en la carrera, ya que las temperaturas de 90 grados y los cielos despejados pueden convertirse en nieve en cuestión de minutos. «La falta de oxígeno también afectará al conductor Rhys Millen, que tendrá un sistema de oxígeno incorporado en su casco para reducir cualquier efecto del mal de altura».

Rhys Millen, ex ‘Rey de la montaña’ y veterano de Pikes Peak, será quien estará al volante del Bentley Continental GT durante el intento de récord en la montaña. El piloto ha apuntado que «en el entorno de Pikes Peak, el Bentley Continental GT realmente marca cada casilla como el coche más competitivo que podría construirse. Esta es una carrera, un día del año. Tienes que estar tranquilo, enfocado y procesar todo lo que se tiene que hacer».

El intento de coronar la cima de Pikes Peak se llevará a cabo el próximo domingo 30 de junio.