Revisar el nivel de aceite del motor de forma periódica, respetar los intervalos de cambio y utilizar el aceite adecuado puede evitarte averías muy costosas de reparar.

Puede que no te lo creas, pero hay muchos usuarios que nunca comprueban el nivel de aceite del motor de su coche entre revisiones, o entre cambio y cambio. Y este es un error que puede costar muy caro.

Seguramente que esto nunca sucedería si todos conociéramos por qué el aceite es tan importante . para el motor de tu coche. Sin ir más lejos, aquí tienes 15 preguntas relacionadas sobre el aceite del motor cuya respuesta deberías conocer.

Las peores averías relacionadas con el aceite del motor

Estas son las principales averías que se producen cuando no se utiliza el aceite adecuado, se circula con el nivel por debajo del mínimo o no se cumplen los intervalos de mantenimiento.

1. Gripaje del motor

No, no es que el motor coja la gripe… es mucho peor. Y normalmente no tiene arreglo. La falta de aceite, un aceite que ha perdido sus propiedades lubricantes al superar los kilómetros recomendados para su sustitución o un filtro obstruido pueden provocar que los elementos móviles del motor (pistones con los cilindros, bielas con el cigüeñal) alcancen una temperatura por rozamiento que llegan a fundirse. La única solución pasa por sustituir el motor.

También puede suceder que el gripado afecte a una parte del motor; normalmente suele ser a la distribución. Los árboles de levas, encargados de accionar las válvulas y situados en los motores modernos en la culata, necesitan la lubricación correcta para no griparse. Y en los coches con distribución por cadena, el tensor de la misma suele utilizar como lubricante el mismo aceite que el motor.

La cadena normalmente no tiene mantenimiento, pero sí el tensor, que si no hace bien su función puede hacer que el cigüeñal y los árboles de levas pierdan su sincronización, lo que provocaría que los pistones choquen contra las válvulas que no se han cerrado a tiempo. Mejor ni pensar en el resultado.

2. Problemas con el turbocompresor

Otro de los elementos sensibles, y presentes en la mayoría de los coches modernos, ya sean gasolina o diésel. Y sus necesidades de lubricación son muy críticas, pues el eje de la turbina supera normalmente las 100.000 rpm.

Es de vital importancia aquí que el nivel de aceite sea el correcto, y que la calidad la adecuada, para que no se formen depósitos de carbonilla o espuma que hagan perder al aceite sus propiedades, y puedan acabar afectando al eje del turbo. La factura de un cambio de turbocompresor en un compacto turbodiésel puede oscilar entre los 1.500 y los 2.000 euros.

3. Daños en el filtro de partículas

Si los coches con filtros de partículas necesitan aceites bajos en elementos como cenizas, fósforo o azufre, para evitar que el filtro llegue a obturarse, comprenderás lo importante que es no ahorrar en el aceite para el motor.

¿Te has preguntado alguna vez cuánto cuesta cambiar un filtro de partículas? Seguro que cuando lo descubras, entenderás por qué recomendamos respetar los intervalos de cambio de aceite, usar aceite de calidad y cambiar el filtro cada vez que cambies el aceite. Por cierto, ya que estamos con este asunto, te dejamos por aquí 10 motivos por los que probablemente acabarás odiando el filtro de partículas de tu diésel. Y más, si no tienes cuidado con el aceite.

Consejos para evitar averías relacionadas con el aceite del motor

Está claro que siempre puede surgir un imprevisto. Pero si quieres prolongar su vida y evitar estas costosas averías, estos son los consejos principales que deberías seguir relativos al aceite del motor de tu coche.

1. Revisar el nivel de forma periódica

Aunque sea muy poco, prácticamente todos los motores consumen algo de aceite… Para que te hagas una idea, muchos fabricantes consideran que puede entrar dentro de lo normal un consumo de aceite en torno a medio litro cada 1.000 km.

Imagina que tu coche está muy por debajo de esa cifra, y consume unos 100 cc cada 1.000 km. Si no revisas el nivel entre cambios de aceite –podemos estar hablando de 15.000 km de media– sería un consumo de 1,5 litros. Más de la capacidad que hay entre el mínimo y el máximo en la varilla indicadora de nivel en la mayoría de los coches. Es decir, podrías llegar a circular con menos aceite del necesario.

Revisar el nivel de aceite es algo muy sencillo, si tu coche no tiene testigo indicador de nivel en la instrumentación. Tan solo has de tener la precaución de hacerlo con el coche aparcado en una superficie plana, y con el motor en frío, o habiendo dejado pasar unos minutos tras apagar el motor. Lo ideal es extraer la varilla, limpiarla con un trapo, volver a colocarla y extraerla de nuevo. Lo mejor es que el nivel se quede justo en el medio, ni por debajo del mínimo… ni por encima del máximo.

2. Respetar los intervalos de cambio de aceite

Cuando dice el fabricante. No hace falta antes… ni conviene hacerlo después. Y mucho mejor si cambias el filtro con cada cambio de aceite. Puedes hacerlo en el taller, o puedes cambiar el aceite tú mismo. Pero lo importante es no alargar los períodos de cambio más allá de lo estipulado en el manual de mantenimiento.

Como consejo preventivo, incluso conviene adelantar el cambio si la utilización que haces del coche somete a una elevada exigencia al motor y al lubricante; por ejemplo, muchos arranques con el motor frío y recorridos cortos en los que no llega a coger temperatura.

3. Utilizar el aceite adecuado

Otra máxima que hay que cumplir a rajatabla. Cada motor necesita un tipo de aceite determinado y ha de cumplir unas especificaciones mínimas, que son la que recomienda el fabricante.

No utiliza el mismo aceite un motor de gasolina que un diésel con filtro de partículas. Ni un pequeño motor atmosférico para un coche urbano que un motor turbo capaz de funcionar a altos regímenes de giro, con unas necesidades de lubricación diferentes.

aceite motor

Lo mejor, por lo tanto, es utilizar el aceite con la calidad requerida por el fabricante, o uno superior. Y ya sabes nuestra opinión: ahorrar aquí puede salirte caro. Mejor un buen aceite sintético que un semisintético o un aceite mineral. Aquí tienes una selección con los mejores aceites sintéticos 5W30.