Audi se convertirá en el primer fabricante en incorporar retrovisores virtuales en un coche de producción.

El Audi e-tron no solo será el primer vehículo eléctrico de la firma de Ingolstadt, también será el primer coche de producción en incorporar retrovisores virtuales en el interior del habitáculo. Este sistema ha sido apodado Audi Virtual Mirror. Consiste en dos cámaras que remplazan a los tradicionales retrovisores, las cuales mandan la imagen a dos pantallas táctiles (con forma de retrovisores) situadas en el interior del coche junto al tirador de las puertas.

Los fabricantes llevan bastante tiempo intentando implantar este sistema en sus coches, pero hasta ahora la regulación no se lo ha permitido. Con estos retrovisores virtuales, Audi logrará mejorar el coeficiente aerodinámico de su próximo crossover eléctrico, y con ello prolongar la autonomía del mismo.

Audi e-tron: el modelo más tecnológico y digitalizado de la marca

Más allá del Audi Virtual Mirror, el nuevo e-tron se distingue del resto de modelo de Audi por su doble pantalla táctil situada en el salpicadero que controla prácticamente todas las funciones del vehículo. Además, el Audi Virtual Cockpit (instrumentación digital) ha sido instalado en un lugar donde se suelen encontrar controles analógicos.

Audi Virtual Mirror

Más de 400 km de autonomía

Recordamos que el Audi e-tron ofrecerá una batería de 95 kWh que le permitirá recorrer más de 400 km con una sola carga. Además, el coche podrá reabastecer su batería a una potencia de hasta 150 KW (recarga de alta velocidad).

Prestaciones: 430 CV

Audi e-tron

El coche contará con un motor en el eje delantero y dos motores en el trasero que en conjunto desarrollarán una potencia de 430 CV.

Retraso en su presentación

El nuevo e-tron iba a ser presentado en el Audi Summit que iba a tener lugar en Bruselas el 30 de agosto. Sin embargo, tendremos que esperar algo más para conocer al nuevo SUV eléctrico de Audi debido al reciente arresto del presidente ejecutivo de la compañía, Rupert Stadler.