Tras la presentación del nuevo Audi Q7 y la llegada de la versión S en el Q8, sólo nos faltaba por conocer la variante más deportiva y potente del nuevo SUV de Audi:el poderoso Audi SQ7 TDI.

Tras la renovación experimentada por el Audi Q7 para adaptar su estilo y su imagen al Audi Q8, y el reciente anuncio del Audi SQ8 TDI, estaba claro que al SUV grande de la marca de los cuatro aros le llegaría tarde o temprano su correspondiente versión “S”. Y al final, ha sido más temprano que tarde.

Audi acaba de desvelar el nuevo Audi SQ7 TDI, que en realidad fue el primer SUV de la marca en establecer nuevas referencias entre los SUV deportivos de lujo y de altas prestaciones con el primer SQ7 que se lanzó en 2016.

Ahora, el nuevo Audi SQ7, que llegará al mercado en septiembre, adopta todas las novedades en diseño, tecnología y digitalización de la gama Audi Q7, con el sistema de propulsión del Audi SQ8 TDI. Repasemos lo más importante.

Motor V8 4.0 TDI biturbo con compresor eléctrico y 435 CV

Y lo más importante, cómo no, está bajo el capó.

Como en el primer SQ7 de 2016, el motor V8 TDI de 4 litros utiliza un sistema de doble sobrealimentación, con turbocompresores (uno por cada fila de cilindros) movidos por los gases de escape. Y también con un compresor de accionamiento eléctrico, para apoyar a los turbos en su misión de mandar aire comprimido hacia la admisión en situaciones en las que el flujo de los gases de escape no tiene suficiente energía para acelerar con fuerza las turbinas de los turbocompresores.

El compresor eléctrico funciona con la energía que proporciona el sistema eléctrico principal de 48 voltios. En apenas 250 milésimas de segundo, su motor eléctrico es capaz de acelerar al compresor hasta 70.000 rpm. Se asegura así una respuesta instantánea, al eliminar el característico retraso de respuesta que ofrecen los grandes motores turboalimentados.

El resultado lo dice todo. La potencia alcanza los 435 CV, con un impresionante par máximo de 900 Nm que, y esto es lo importante, está disponible desde apenas 1.250 rpm hasta 3.250 rpm. La sensación de empuje está asegurada.

Con el V8 TDI, el Audi SQ7 anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, y la velocidad máxima está limitada a 250 km/h. El consumo medio oscila entre 9,1 y 9,6 l/100 km, según equipamiento, neumáticos y si se trata de la versión de 5 o de 7 plazas. Este consumo equivale a un rango de emisiones de CO2 de 194/200 g/km.

Gracias al sistema de hibridación ligera Mild Hybrid, el Audi SQ7 cuenta con la etiqueta ECO de la DGT.

Un chasis preparado para la conducción deportiva

La incorporación del sistema eléctrico principal de 48 voltios permite al Audi SQ7, al igual que en el caso de su hermano “coupé”, el SQ8, incorporar toda una dotación de sistemas que preparan al SUV para aprovechar el poderío que encierra bajo su capó en cualquier tipo de carretera.

Aquí son ya de serie la suspensión neumática adaptativa con control de amortiguación, así como la dirección progresiva de desmultiplicación variable, y la tracción quattro.

Opcionalmente, el Audi SQ7 puede equipar la dirección a las cuatro ruedas, que mejora la agilidad en maniobras y en carreteras de curvas, y la estabilidad a alta velocidad. Y también una evolución del sistema de estabilizadoras activas utilizado en el primer SQ7.

Ahora, el denominado sistema de estabilización activa antibalanceo funciona bajo el mismo principio: la barras estabilizadoras están divididas y unidas por motores eléctricos que se oponen al movimiento de torsión de las mismas, para controlar los movimientos de la carrocería. Como novedad, cuando la carrocería se mueve los motores son capaces de trabajar como generadores, recuperando energía que mandan a la batería de iones de litio del sistema eléctrico de 48 voltios.

Completan el arsenal de tecnologías para mejorar el comportamiento dinámico el ya característico diferencial trasero deportivo, mientras que el equipo de frenos se confía a unos discos de 400 mm en el eje delantero y de 370 mm en el trasero. Las llantas de serie son de 20 pulgadas, con neumáticos 285/45. Opcionalmente, Audi ofrece los discos de freno carbocerámicos, que en el caso del eje delantero pasan a tener 420 mm.

Un interior tan lujoso como deportivo

Si exteriormente el Audi SQ7 TDI se distingue por detalles como las tomas de aire sobredimensionadas, las barras verticales de la parrilla o los elementos acabados en aluminio, el interior también cuenta con una decoración exclusiva.

Los asientos deportivos tapizados en cuero y Alcantara se combinan de serie con inserciones en aluminio, que pueden sustituirse de forma opcional por otras en carbono. Existe la alternativa de pasar a los asientos deportivos S plus con funciones de climatización y masaje. Todos los sistemas de infoentretenimiento, conectividad y ayudas a la conducción del Audi Q7 estarán disponibles en el nuevo SQ7 TDI, algunas tan novedosas como el sistema de información de semáforos.

Galería de imágenes Audi SQ7 TDI

 

 

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5650 - 890
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
1,8 - 7,7218 - 37348 - 179

Ver todas las versiones del Audi Q7 (62.590€ - 89.770€)