Audi instalará «Traffic Light Information» en sus nuevos modelos, un sistema con el que el coche estará conectado a los semáforos y permitirá hacer una conducción más eficiente.

Audi ha introducido en Europa su nuevo servicio de información de semáforos de tipo V2L, es decir, de vehículo a infraestructura, al que ha bautizado “Traffic Light Information”. Será a partir de julio cuando la marca de los cuatro aros conecte a sus nuevos modelos con la red de semáforos de Ingolstadt. Sin embargo, esta nueva iniciativa no se va a quedar en casa, sino que la marca pretende extenderla por más ciudades europeas a partir de 2020.

El nuevo sistema de Audi, llamado “Time to Green”, permite ver en la instrumentación del vehículo la velocidad a la que el conductor debería circular para llegar al siguiente semáforo cuando esté en verde. En caso de que las circunstancias no lo permitieran, el sistema “GLOSA” (Green Light Optimized Speed Advisory) mostrará una cuenta atrás que indica el tiempo que tardará el semáforo en permitir pasar a los vehículos.

Encadenar semáforos en verde es todo un placer poco usual. Sin embargo, este conductor logró encadenar nada menos que 240 semáforos en verde. Esto no es algo habitual, por lo que el sistema de Audi puede suponer todo un avance para los que estamos acostumbrados a circular por la ciudad.

Audi permitirá que los conductores sepan cómo se van a encontrar los semáforos

Andre Hainzlmaier, responsable de desarrollo de Apps, Servicios Conectados y Smart City de la marca, declaraba: “El tráfico en ciudad, con continuos arranques y detenciones, es un fastidio. En contraste, nos sentimos encantados cuando enganchamos una tanda de semáforos en verde; pero, desafortunadamente, esto último no es muy frecuente. Con la función Traffic Light Information, los conductores tienen mayor control. Circulan más eficientemente y con más relajación, puesto que saben 250 metros antes si llegarán al semáforo en abierto o en cerrado”.

“En el futuro, los datos anónimos procedentes de nuestros coches pueden ayudar a que los semáforos de las ciudades adopten fases más eficientes y optimicen el flujo del tráfico” concluyó Hainzlmaier.

«Audi Traffic Light Information» lleva dos años funcionando en EEUU

Este servicio no es completamente nuevo, sino que Audi lleva ya dos años utilizando el servicio en más de 5.000 intersecciones de Estados Unidos. Los conductores de ciudades como Denver, Houston, Las Vegas, Los Ángeles, Portland y Washington DC ya pueden calcular el tiempo que los semáforos tardarán en ponerse en verde.

Tanto la función “Time to Green” como “GLOSA”, serán instalados en los nuevos modelos de Audi para que se sincronicen con los semáforos de Ingolstadt. Entre estos nuevos modelos se incluye el nuevo Audi e-tron, que ya hemos probado y del que te contamos aquí qué nos ha parecido, y las unidades del Audi A4, A6, A7, A8, Q3 y Q8 que sean producidos a partir de mediados de julio. Para que estas aplicaciones puedan ser instaladas, se debe contar con el pack Audi Connect Navigation & Infortainment y con el dispositivo de reconocimiento de señales por cámara.

A sabiendas de que este dispositivo lleva ya dos años funcionando en EEUU, a todos nos surge una pregunta: ¿Por qué ha tardado dos años en llegar a Europa? Tranquilos, Andre Hainzlmaier ha dado una respuesta: “Los retos para la introducción del servicio son mucho mayores en Europa que en EEUU, donde los sistemas de semáforos urbanos fueron planificados para áreas más extensas y con  mayor uniformidad. En Europa, por el contrario, la infraestructura de tráfico se ha desarrollado de modo más local y centralizado, y con una mayor variedad de tecnología de control”.

“El ritmo con el que otras ciudades se conecten a esta tecnología dependerá, sobre todo, de si se establecen estándares de datos e interfaces, y de que las ciudades digitalicen sus semáforos”, afirmaba el responsable de Audi.

Audi seguirá desarrollando su nuevo sistema

Este nuevo proyecto está trabajando con la empresa especialista en movilidad Traffic Technologies Services (TTS). Esta empresa se ocupa de proporcionar datos en bruto cogidos de los centros de gestión de tráfico urbanos y los traslada a los servidores de Audi. Desde estos, la información llega a los coches de la marca mediante una conexión rápida de Internet.

“Traffic Light Information” no se quedará en las funciones anteriormente mencionadas, sino que el fabricante teutón pretende desarrollar el sistema de manera que pueda aplicarse de más maneras. Los ingenieros están trabajando para que el Audi e-tron haga una aplicación más intensa de la recuperación de energía por frenada para cargar sus baterías en el momento en el que el coche detecte que circula hacia un semáforo en rojo. Gracias al control de crucero adaptativo predictivo, los coches podrán frenar por sí solos al llegar a los semáforos.

La nueva aplicación de Audi supone un paso más para acercarse a la conducción autónoma, por lo que parece que el momento en el que sólo tengamos que sentarnos en los asientos traseros del coche y que éste nos lleve de manera autónoma a nuestro destino cada vez está más cerca.