Los Audi S5 Coupé y S5 Sportback se pasan el motor TDI. Con el V6 de 3 litros con compresor y turbo, anuncian una potencia de 347 CV.

La familia “S” de Audi sigue apostando por el diésel en sus modelos superiores. Tras los nuevos Audi S6 y S7 Sportback TDI, ahora le llega el turno a los nuevos Audi S5 Coupé y Audi S5 Sportback.

Y el protagonista vuelve a ser la última evolución del motor V6 TDI de 3 litros. Este motor incorpora la tecnología de sobrealimentación mediante compresor eléctrico y turbo, además de hibridación ligera Mild Hybrid con sistema eléctrico de 48 voltios.

Galería de imágenes Audi S5 Coupé

Las cifras demuestran que los nuevos Audi S5 Coupé y S5 Sportback TDI poco tienen que envidiar a las anteriores versiones con motor TFSI de gasolina. Son 347 CV, con un par motor de 700 Nm, disponible entre 2.500 y 3.100 rpm. Suficiente para bajar de los 5 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h, que se queda en 4,8 segundos para el S5 Coupe, y una décima más en el Sportback. La velocidad máxima en ambos está limitada a 250 km/h.

¿Lo mejor? Que gracias a este motor, es posible combinar prestaciones de primer nivel con un consumo muy reducido. La cifra homologada es de 6,2 l/100 km, eso sí, en ciclo NEDC. Lo que sirve es la comparación con los anteriores “S” con motor TFSI en el mismo ciclo: la reducción de consumo alcanza casi el 20%.

Hibridación ligera y compresor eléctrico

Como en los Audi S6 y S7 TDI, el nuevo motor V6 TDI utiliza un sistema de sobrealimentación que combina un compresor eléctrico y un turbo. El primero es capaz de acelerar la turbina del compresor hasta las 65.000 rpm en 300 milisegundos, gracias a un motor eléctrico de 7 kW.

Se asegura así la inmediatez de respuesta cuando no hay suficiente flujo en los gases de escape para mover el turbocompresor convencional, especialmente al pisar a fondo el acelerador con el motor girando muy bajo de revoluciones.

Por otro lado, la tecnología de hibridación ligera MHEV ayuda a homologar un consumo muy bajo. Funciona en los S5 con un sistema eléctrico de 48 voltios. Permite el modo de marcha por inercia con el motor apagado durante períodos de hasta 40 segundos, y hace que el start-stop pueda desconectar el motor antes de detener el coche por completo desde 22 km/h.

Los Audi S5 Coupé y S5 Sportback cuentan de serie con tracción quattro, que utiliza un diferencial central autoblocante. El diferencial deportivo para el eje trasero y la suspensión con control electrónico de la amortiguación son opcionales. También es opcional la dirección dinámica, que varía la desmultiplicación en función de la velocidad del coche y del programa de conducción elegido.

De serie, estas versiones equipan llantas de 18 pulgadas con neumáticos 245/40. Opcionalmente es posible montar llantas de hasta 20 pulgadas, con neumáticos 265/30. La comercialización de estas versiones se iniciará el próximo mes de mayo.

Galería de imágenes Audi S5 Sportback