La berlina de lujo y altas prestaciones pasa por el prisma del especialista en blindaje AddArmor

A veces pensamos que los coches blindado son mastodontes armados, literalmente, hasta las cejas o hasta los arcos de las puertas y que, ese refuerzo general implica una cantidad de lastre que requiere una preparación mecánica adicional como es el caso del Volvo XC90 blindado que te presentamos recientemente en nuestra página hermana Techymotor.com.

Pero hoy te presentamos un coche que poco tiene que ver con, dicho con todo el cariño y respecto del mundo, ese mamut sueco a prueba de balas.

Desde Estados Unidos, tierra de la libertad y de los miembros de las fuerzas armadas que se pasan a la seguridad privada, como es el caso, te presentamos el brutal Audi RS7 AddArmor del 0 a (casi) 100 km/k en 2,9 segundos.

Audi RS7 AddArmor, y a correr

Así podría resumirse la funcionalidad de este coche: un Audi RS7 Sportback blindado capaz de librarte de un atentado, intento de secuestro o un robo con tal celeridad que, lo mismo te ves en un cruce de balas como en una pista de asfalto para hacer una carrera al estilo cuarto de milla que tanto les gusta a nuestros amigos yankis.

Porque el Audi RS7 de AddArmor mantiene su portentoso bloque V8, de 4 litros, pero al que se le ha sometido a una modificación electrónica de su rendimiento gracias a una reprogramación de la centralita por parte del especialista APR.

Según los datos recogidos en el banco de pruebas, este coche ofrece ahora 760 CV y 1.085 Nm de par. Gracias a la tracción quattro, marca de la casa, la gestión de tal poderío permite hacer una aceleración de 0 a 60 millas por hora (96 km/h) en 2,9 segundos y una velocidad máxima de 202 mph, nada más y nada menos que 325 km/h.

Podríamos decir que este Audi RS7 blindado es un misil tierra-tierra cuando se lanza a volar a ras de asfalto.

Potente, veloz y a prueba de balas

Porque, aunque nos cueste creerlo, el objetivo de esta preparación no es batir récords ni realizar registros propios de piques entre superdeportivos sino proteger a sus ocupantes.

Por ello, entre otras bondades, cuenta con ruedas de tipo run-flat, difusor de gas lacrimógeno y sprays de pimienta, tiradores electrificados, avisadores acústicos y luminosos, protección balística y cristales que soportan el impacto de las balas del revólver más famoso del cine y el favorito del más rudo de los inspectores de policía, Harry Callahan, interpretado por el inigualable Clint Eastwood, un calibre 44. Magnun.

Aunque resulte extraño, tan solo se han sumado 91 kg a la báscula para dotar al Audi RS7 Sportback de AddArmor de un nivel de blindaje BR4 según la normativa europea CEN 1063.

El precio de la preparación, parte de casi 25.000 euros por un nivel elemental hasta los más de 80.000 que este Audi RS7 blindado muestra.