El especialista alemán en preparaciones de Audi muestra una peculiar adaptación del Audi RS4 en el festival Essen Motor Show

En una muestra de que la modificación bien realizada de coches puede llegar, incluso, a mejorar un producto, de por sí, extraordinario, la empresa ABT ha llevado al evento que recoge a final de cada año a los profesionales y a los aficionados del mundo de la competición en un mismo lugar, el Essen Motor Show, enclave crucial para todo aquel que disfrute de la parte más deportiva de la automoción.

Por eso, ABT ha querido exponer su última creación, el Audi RS4-R que recoge la esencia del extraordinario Audi RS4 Avant, le añade el punto extra de cualquier preparación original de ABT, y lo adereza con la decoración habitual de los coches de la policía alemana.

El fin es doble, de una parte, mostrar que aún hay margen de mejora y potenciación en los coches de serie y que, esto, puede realizarse de manera legal y segura recurriendo a los preparadores de solvencia reconocida como es ABT.

Y es que, si el Audi RS4 Avant es capaz de ofrecer nada más y nada menos que 450 CV y un par motor de 600 Nm, asociados a una caja de cambios automática de 8 velocidades y a la tracción integral, seña de identidad de la marca, quattro la propuesta de ABT, denominada como Audi RS4-R logra no solo superar la barrera de los 500 CV sino ofrecer una potencia de 530 CV, es decir, aumentar en 80 caballos el poderío de este coche, y subir el par motor casi un centenar de Nm más, 690.

Como es menester, este soberbio Audi RS4-R de ABT cuenta con otras modificaciones. De entrada, cuenta con unos neumáticos Hankook de alto rendimiento enfundando unas llantas específicas de 21 pulgadas, suspensión regulable en altura, estabilizadoras, dos colas de escapes dobles de 102 mm de diámetro,

Por otra parte, en el apartado estético y aerodinámico, equipa un paragolpes delantero con apéndices exclusivos realizados en fibra de carbono y el trasero con un difusor que mejora la canalización el flujo de salida del aire.

Cabe mencionar que, además de la librea que luce, cuenta con el sistema de iluminación y paneles luminosos de los automóviles utilizados por la Polizei.

En el habitáculo, además de guiños a los elementos habituales de los coches usados por la policía alemana, la salpicadura de los logos de ABT y RS4-4 presentes, no hacen sino incidir en el carácter exclusivo.

Y, aunque se trate de una preparación global, el producto en sí no estará a la venta como ocurre con otras preparaciones de ABT ya que éste es un vehículo decorado según la autorización de la autoridad competente y que llega como iniciativa conjunta entre el especialista y el Ministerio de Trasportes junto con la Asociación de Preparadores de Automóviles