La gama RS de Audi sigue su renovación, y ahora le toca el turno a la segunda generación del Audi RS 7 Sportback, que se presenta en el Salón de Frankfurt.

Mismo motor, y mismo nivel de deportividad, pero con distinto planteamiento. El V8 biturbo de 600 CV que anima al Audi RS 6 Avant, el familiar de altas prestaciones recién presentado por la marca de los cuatro aros, tiene ahora su continuidad con la elegante carrocería coupé de cuatro puertas del Audi RS 7 Sportback.

Este Gran Turismo permite cómodos viajes por autopista… o ponerte guantes y casco y entrar directamente a ti circuito favorito.

Motor V8 biturbo y tecnología Mild Hibrid

Bajo el capó se encuentra la principal seña de identidad de este vehículo de altas prestaciones. El V8 4.0 TFSI biturbo ofrece 600 CV y 800 Nm de par máximo, disponibles desde 2.050 y hasta 4.500 rpm. Con estas cifras, las prestaciones no podían ser otra cosa que impresionantes: de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h, con dos posibilidades de ampliarla: a 280 km/h con el paquete dynamic, y a 305 km/h con el dynamic plus.

La potencia se transmite a las ruedas a través de un cambio tiptronic de 8 marchas y de la tracción quattro, con un diferencial central mecánico que reparte inicialmente el par en una proporción 40:60. Este reparto puede variar en función de la adherencia, para llegar hasta un máximo del 70% delante y del 85% en el eje trasero. Además, el RS 7 Sportback cuenta con control de par selectivo por rueda, y puede equipar el diferencial deportivo quattro, que mejora aún más la dinámica en curva al repartir el par entre las dos ruedas posteriores.

Un detalle interesante es que Audi incorpora la tecnología de hibridación ligera Mild Hybrid, con sistema eléctrico principal de 48 voltios. Se anuncian reducciones de consumo de hasta 0,8 l/100 km, además de que, por lo menos de momento, esto sigue siendo suficiente para contar con la etiqueta ECO de la DGT. Como medida adicional de eficiencia, el V8 también dispone del sistema de desconexión selectiva de cilindros.

Preparado para las curvas

Cuando se trata de conducir como puedes hacerlo con cualquier Audi RS, el RS 7 Sportback está muy bien armado. Lleva de serie suspensión RS neumática adaptativa, que puede añadir el control dinámico de la amortiguación. También es de serie la dirección progresiva, y opcionalmente está disponible la dirección a las cuatro ruedas.

El Audi drive select permite elegir entre los modos convencionales, confort, auto, dynamic y efficiency, más dos modos RS1 y RS2 personalizables. En cuanto al equipo de ruedas y neumáticos, las llantas de serie son de 21 pulgadas con neumáticos 275/35, y los frenos RS incluyen discos ventilados y perforados de 420 mm delante y 370 mm detrás. De forma opcional se pueden equipar llantas de 22 pulgadas con neumáticos 285/30, así como frenos con discos cerámicos.

En el interior, la habitual atención por el detalle de Audi, y los elementos identificativos de sus versiones más deportivas: anagramas RS, instrumentación Audi virtual cockpit con modo de visualización deportivo, grandes levas de cambio tras el volante achatado multifunción, asientos deportivos… Como novedad, por primera vez el RS 7 Sportback está disponible en configuración de cinco asientos, con una banqueta trasera de tres plazas como alternativa a los dos asientos individuales.

Para la carrocería, el nuevo RS 7 Sportback cuenta con trece tonos de pintura convencional, dos de ellos exclusivos, el gris Nardo y el negro Sebring, además de cinco tonos con efecto mate. La dotación de serie incluye todos los sistemas de infotainment y asistencia al conductor habituales en los Audi de la clase superior.

Galería de imágenes Audi RS 7 Sportback