El Audi e-tron Sportback estrena los faros Audi Matrix LED digitales, con una serie de funcionalidades nuevas que supondrán un antes y un después en los sistemas de iluminación aplicados al automóvil.

Mucho ha llovido desde que Audi estrenó la tecnología LED en las luces diurnas de su Audi A8 W12, allá por el año 2004. Inicialmente buscaba una mejora en la eficiencia, aunque su principal razón de ser era proporcionar a los diseñadores una poderosa herramienta de personalización.

Hoy en día, los faros LED para todas las funciones (largas y cortas) son casi un estándar en muchos fabricantes, y pueden montarse incluso en vehículos utilitarios o compactos, bien de serie, bien opcionalmente, con un coste muy inferior a lo que en su día suponía montar unos faros de xenón, por ejemplo.

Tras la tecnología LED, Audi ha sido pionera en sistemas de iluminación aplicados al automóvil con sus faros Matrix LED, con la luz láser, con la combinación de ambas tecnologías en sus faros Matrix LED láser… e incluso con la tecnología OLED de diodos orgánicos de luz, estrenada en los grupos ópticos traseros del nuevo Audi A8.

Ahora, la marca de los cuatro aros da un nuevo salto hacia delante con el nuevo sistema de iluminación Audi Matrix LED digital, que se ofrecerá de forma opcional por primera vez en un coche de producción en el nuevo Audi e-tron Sportback.

 

Audi Matrix LED digital: iluminación a la carta

La clave de esta tecnología radica en unos dispositivos denominados DMD, que cuentan en su interior con un pequeño chip que contiene hasta un millón de micro espejos. La aplicación de campos electrostáticos permite modificar el ángulo de inclinación de cada uno de estos espejos hasta 5.000 veces por segundo.

Esta tecnología permite una precisión hasta ahora desconocida a la hora de controlar el haz de luz, atenuando aquellas partes que no interesa iluminar. Por ejemplo, un coche al que nos acercamos, un vehículo que se acerca de frente o señales de tráfico que pueden provocar reflejos.

Pero lo más importante son las nuevas funcionalidades que incorpora, lo que abre nuevas posibilidades. Por ejemplo, es posible generar animaciones dinámicas de bienvenida o de despedida al acercarse o al alejarse del vehículo, utilizando proyecciones en superficies verticales, como la pared o la puerta de un garaje.

Otra de sus nuevas funciones es la luz de carril. Puede ser una de las más prácticas de cara a todos aquellos que viajan con frecuencia de noche. Lo que hace es crear una especie de “alfombra” de luz por delante del vehículo, que se ajusta de forma dinámica al carril por el que se circula, ayudando a mantener la trayectoria.

Por último, la luz de marcado supone un complemento perfecto para el sistema de asistencia a la conducción nocturna. Lo que hace es identificar y marcar con destellos luminosos la posible presencia de un peatón en la calzada, alertando al conductor y reduciendo así el riesgo de un posible atropello.

Puedes ver una animación en la que se representa cómo funcionan las nuevas luces digitales del Audi e-tron Sportback en este vídeo.