El objetivo de Aston Martin es ofrecer a sus clientes la posibilidad de conducir los vehículos clásicos de la marca y cumplir con las normativas ecológicas.

Aston Martin, la marca británica de coches de lujo, planea montar motores eléctricos en sus coches clásicos. La idea de los británicos es evitar que se “restrinja el uso de los coches clásicos” a sus propietarios. La electrificación será reversible, es decir, los usuarios podrán volver a instalar los motores originales. Este proceso se corresponde con el “concepto de electrificación” Heritage de Aston Martin.

Automóviles históricos y responsables con el medioambiente

El principal objetivo es ofrecer a sus usuarios vehículos ecológicos. De esta manera, el fabricante británico asegura que sus coches puedan circular bajo las futuras normativas medioambientales. “Somos muy conscientes de las presiones ambientales y sociales con restringir el uso de los coches clásicos”, expresa Andy Palmar, Presidente y Consejero Delegado de la marca.

Aston Martin DB6 MkII Volante EV

Aston Martin ha denominado a este sistema “cassette”, por su capacidad de ser reversible. No obstante, Paul Spires, Presidente de Aston Martin Works explica que esta posibilidad “será extremadamente atractiva para muchos propietarios” que residan en el centro de las grandes ciudades o que se vean afectados por protocolos anticontaminación. No obstante, si el usuario lo desea, podrá volver a montar la unidad de potencia original (motor térmico).

Aston Martin DB6 MkII Volante EV

El desarrollo de la nueva gama Lagondas y la producción de su primer coche totalmente eléctrico (Rapid E) han permitido a los británicos aplicar sus progresos en este nuevo proyecto de electrificación‘Heritage EV’, liderado por Aston Martin Works, dedicará “el pensamiento y la tecnología más avanzados” de la marca. Los planes del fabricante es comenzar a partir de 2019, aunque no se han precisado fechas exactas. El encargado de la electrificación de estos vehículos será Aston Martin Works.