Aston Martin y Zagato deslumbran al mundo con el dúo denominado DBZ Centenary Collection

El carrocero Zagato celebra en este año su centenario. Entre otros fabricantes, Aston Martin ha tenido a bien contar para algunas de sus creaciones más exuberantes con los servicios del estudio de diseño italiano dando lugar a piezas, sobre todo en la última década, como el Aston Martin Vanquish Zagato Shooting Brake de 2018, el Aston Martin Vanquish Zagato de 2016, un peculiar Aston Martin DB9 Spyder Zagato Centennial de 2013 o el irrpetible Aston Martir V12 Zagato.

Pero, más atrás en el tiempo, las colaboraciones parten del año 1960 con el Aston Martin DB4 GT Zagato, una versión adaptada por el carrocero del mismo DB4 GT para acogerse a las especificaciones y exigencias de la competición automovilística. Un coche del que se produjeron tan solo 19 unidades solo para equipos de carreras.

DBZ Centenary Collection, el incio de una colección de lujo

A finales de 2019 el nuevo Aston Martin DB4 GT Zagato Continuation llegará a los garajes de sus dueños. Un año después, durante el último cuarto de 2020 recibirán el Aston Martin DBS GT Zagato.

Una pareja que se venderá de forma conjunta, el precio del Aston Martin DBS GT Zagato y del DB4 GT Zagato Continuation será de seis millones de libras, a los que incluir los impuestos, por lo que hablamos de una pareja de coches que superará los siete millones de euros.

Como su nombre indica, el Aston Martin DB4 GT Zagato Continuation es un vehículo que replica al original desde la distancia en el tiempo de las casi seis décadas que separan cada generación.

El Aston Martin DB4 GT Zagato Continuation se fabricará artesanalmente en torno a un chasis tubular ligero al que se le ensamblarán paneles de aluminio en su carrocería y utilizará un motor de seis cilindros en línea como el original, con una potencia próxima a los 380 CV dirigidos al eje trasero y gestionada a través de una caja de cambios manual de cuatro velocidades. Un vehículo para uso estrictamente de circuitos como el original fabricado hace 58 años.

Por otro lado, Aston Martin DBS GT Zagato tomará de base el Aston Martin DBS Superleggera, por eso, al margen de la espectacular imagen que muestra un frontal mucho más acusado, con un techo con forma de doble bóveda y flanqueado por unos pilares con una caída prolongada, es previsible que, además de que cuente con el motor biturbo con doce cilindros en disposición de V, disponga de una potencia de, al menos, 725 CV.