El nuevo Aston Martin DBX by Q presenta notables modificaciones respecto al modelo de producción inicial. La configuración es puramente estética y no habrá aumento de potencia.

Hace un tiempo os trajimos las primeras impresiones del nuevo Aston Martin DBX en su presentación estática en Madrid. Ahora, la firma británica ha querido darle una vuelta de tuerca a su modelo y presentará en el Salón de Ginebra, un modelo que ha pasado por las manos de esta división de preparaciones especiales. El evento suizo tendrá lugar entre los días 5 y 15 de marzo pero la presentación del coche a los medios tendrá lugar desde el día 3.

Estética interior y exterior del nuevo DBX by Q

Pese a que la esencia sea la misma, este DBX by Q presenta elementos claramente diferenciadores. Es un modelo realmente llamativo, seguramente por ser la primera unidad que esta división prepara de un crossover con unas prestaciones dinámicas alucinantes. No han realizado ninguna modificación en su motor porque, realmente, no hace falta modificar ni uno de sus 542 CV y 700 Nm de par sobre el bloque V8 de 4.0 litros.

La configuración exterior e interior irán variando en función de los tres niveles de acabado que ofrece: Accesories, Collection y Comission.  La carrocería se caracteriza por un negro elegante y también elegible en gris Xenon con llantas de 22 pulgadas. De puertas para dentro el lujo está presente en los revestimientos de piel de salpicadero o asientos además de elementos en fibra de carbono vista.

Llegada y precio

Esta unidad rediseñada la conoceremos, como decíamos, durante el próximo Salón del Automóvil de Ginebra. Pero el Aston Martin DBX llegará a los concesionarios españoles este verano. Está cerca. No se conocen precios de esta unidad especialmente preparada por la división británica pero sí los del modelo de acceso.

El DBX partirá, sin paquetes de personalización extra, desde 193.500€. Por tanto, a nada que añadamos ciertos caprichos necesarios para un coche de estas dimensiones, el precio rondará los 200.000€. Y, por supuesto, la unidad especial protagonista de estas líneas disparará su precio hasta una cifra que esperamos conocer pronto.

En definitiva, estamos ante un modelo creado por y para el cliente. “Q by Aston Martin” ha logrado un modelo diferente dentro del propio DBX. El objetivo con esta preparación es darle al comprador la opción de tener un coche a su gusto con las personalizaciones más íntimas. Que el coche sea el reflejo del estilo personal del cliente.