El nuevo Aston Martin DBS Superleggera Volante, con su motor V12 de 715 CV y sus 340 km/h de punta, es el descapotable más rápido jamás fabricado por la marca inglesa.

Aston Martin “descubre” su DBS Superleggera, y el resultado es este DBS Superleggera Volante. Probablemente, uno de los descapotables más bonitos del mundo… y también de los más rápidos.

¿El secreto? Pues una estudiada aerodinámica y, sobre todo, el poderoso motor V12 biturbo de 5,2 litros. Con una potencia máxima de 715 CV y un par máximo de 900 rpm, el V12 impulsa al DBS Superleggera Volante hasta los 340 km/h de velocidad máxima.

Sus cifras de aceleración tampoco están nada mal: 3,6 segundos para alcanzar los 100 km/h con salida parada. Aquí también tiene mucho que decir la nueva caja de cambios ZF de 8 velocidades, con un software especialmente adaptado para esta versión.

El segundo modelo de Aston Martin que recibe la denominación Volante desde el inicio del plan estratégico de relanzamiento de la compañía promete, por tanto, sensaciones únicas al volante (valga la redundancia).

En la aerodinámica está parte del secreto…

Según la marca, se han concentrado muchos esfuerzos a la hora de la transformación de la carrocería en un vehículo descapotable para que el sistema Aeroblade utilizado en el coupé sigua siendo efectivo. Así, a su velocidad máxima, el DBS Superleggera Volante genera una carga aerodinámica de 177 kg, apenas 3 kg inferior a la del coupé.

Lógicamente, también se ha trabajado en el aislamiento acústico que proporciona la capota de lona, cuyo accionamiento puede realizarse desde el interior del vehículo o de forma remota a través de la llave.

Necesita 14 segundos para descapotarse por completo, y 16 segundos es lo que tarda en convertirse de nuevo en un coche cerrado. Aseguran en Aston Martin que la capota se ha sometido a pruebas que incluyen más de 100.000 ciclos de funcionamiento, simulando hasta 10 años de uso, para garantizar la fiabilidad del mecanismo.

La comercialización del Aston Martin DBS Superleggera Volante se iniciará el próximo mes de septiembre, con un precio en Alemania de 295.000 euros. Esperamos poder verlo pronto lucir en las nuevas instalaciones de Aston Martin Madrid.

El equipamiento de serie incluirá llantas de 21 pulgadas con neumáticos 265/35 en el eje delantero y 305/30 en el trasero, frenos carbocerámicos, control adaptativo de la suspensión (con programas GT, Sport y Sport Plus) y equipo de sonido Bang & Olufsen, entre otros muchos elementos.

Galería de imágenes Aston Martin DBS Superleggera Volante