La firma de Gaydon rinde homenaje a los ejemplares que lograron el hito en Le Mans en 1956 con su Aston Martin DBS 59

Recientemente hemos conocido el flamante Aston Martin DBS Superleggera Tag Heuer Edition, una oda a la elegancia, a la exclusividad y al lujo. Y es que el constructor inglés se encuentra en uno de los momentos de máximo esplendor de su carrera.

Tanto es así que, junto con los nuevos modelos que se producirán, con el Aston Martin Valkyrie como máximo exponente de la deportividad y el lujo extremo del futuro inmediato, el fabricante no olvida su pasado victorioso vinculado con la competición con ediciones especiales como la de este Aston Martin DBS 59.

60 años de la victoria en Le Mans

Y es que el objetivo del Aston Martin DBS 59 es rendir pleitesía a dos de sus antepasados, el Aston Martin DBR1 pilotado por el famoso Caroll Shelby y su compañero Roy Salvadori, que lograron la victoria en las 24 horas de Le Mans de 1959, y que vieron como el coche gemelo, con Maurice Trintignant y Paul Frére compartiendo horas de pilotaje, consiguieron el segundo escalón en el podio.

Basado en el Aston Martin DBS Superleggera, tan solo se fabricarán 24 unidades del Aston Martin DBS 59, una por cada hora de carrera que dan forma a la prueba de resistencia por excelencia.

Aston Martin DBS 59 por Q

Además de ser la letra que ocultaba el nombre real del personaje del servicio de inteligencia británico que daba apoyo a James Bond, otro personaje mítico de la ficción vinculado a la historia de Aston Martin, Q by Aston Martin es el departamento encargado de hacer realidad las exigencias de los clientes más inconformistas y de poner en el mercado ciertas producciones limitadas como este caso.

El Aston Martin DBS Superleggera que sirve como base del Aston Martin DBS 59 sufre unas modificaciones que potencian más aún su imagen de deportivo elegante y de altas prestaciones.

Por ejemplo, la pintura de este coche toma el carismático verde Racing Green tan británico que lucieron aquellos DBR1 de competición del siglo pasado y también los de éste, que contrasta con piezas lacadas en negro brillante que aparecen desde el frontal, como la rejilla exclusiva, el labio inferior del frontal, en el lateral, como los espejos retrovisores, los pilares y el techo, realizado en fibra de carbono.

Un perfil que concluye con un discreto alerón sobre el portón del maletero también fabricado en este material ligero y resistente que luce en la parte superior la silueta en bronce de los Aston Martin ganadores de las 24 Horas de Le Mans de 1959 y por debajo la inscripción con el nombre del chasis original y el código del motor de aquellos DBR1.

Un conjunto que se apoya en unas llantas de 21 pulgadas, al que pone la guinda el logotipo Q tras los pasos de ruedas del eje delantero y el logotipo de Aston Martin, pero cuyo fondo es la bandera de la Union Flag, en el frontal.

Un ambiente de carreras a todo lujo

En el interior del Aston Martin DBS 59 se respira el habitual ambiente de lujo y deportividad que pocos fabricantes pueden combinar con la maestría que Aston Martin es capaz de hacer.

Por ejemplo, los asientos, en cuero, de cada uno de los 24 ejemplares de la edición limitada DBS 59 replicarán los originales y lucirán bordados el número 59 engalanado con la tradicional corona de laurel que, antaño, se encaramaba a los pilotos vencedores de las carreras.

Como accesorios, Q by Aston Martin ofrece una maleta de viaje y la réplica de los guantes, el mono y el casco que los pilotos que concluyeron victoriosos las 323 vueltas al circuito de la Sarthe para quienes quieran completar este homenaje a los cuatro héroes de la cita de 1959.

El corazón del Aston Martin DBS 59

El motor del Aston Martin DBS 59 es el mismo que el DBS Superleggera original. Esto implica que el bloque principal es un motor de 5.2 litros, con 12 cilindros en disposición de V de 725 CV y 900 Nm, que transmite su trabajo al eje posterior gracias a una caja de cambios automática de ocho velocidades.

Un conjunto mecánico que es capaz de catapultar a este coche hasta los 339 km/h de velocidad máxima y realizar un sprint de 0 a 100 en tan solo 3,4 segundos cuyo maravilloso sonido te invitamos a escuchar en este vídeo

Sobre el precio del Aston Martin DBS 59, la marca no ha facilitado los datos pero sin duda que superará los más de 274.00 euros de los que parte el Aston Martin DBS Superleggera.