Tras vender 772.096 unidades, el objetivo del nuevo Range Rover Evoque no es solo superar tal cantidad sino superar a la anterior generación en cuanto a disfrute en su uso

El nuevo Range Rover Evoque llega con un objetivo claro: mejorar lo presente. Y será difícil ya que la primera generación de la gama del Range Rover Evoque llegó aportando de aire fresco al saturado mundo de los anodinos SUV.

Gracias a un diseño rompedor y a unas cualidades mecánicas muy dignas para un todocamino, el primero de los Range Rover Evoque puso el listón muy alto pero esta nueva generación del Range Rover Evoque viene aún más fuerte.

Nueva generación porque, según Land Rover, el nuevo Range Rover Evoque solo mantiene en común con el anterior las visagras de las puertas. Una arquitectura por completo nueva que ha favorecido, entre otras, la aparición de un Range Rover Evoque híbrido.

Por ello ofrece unos estándares de diseño, manejo y sostenibilidad mayores que su antecesor.

El nuevo Range Rover Evoque rediseña su apariencia

Range Rover Evoque 2019

En un primer análisis general del nuevo Range Rover Evoque no deja lugar a dudas de qué modelo se trata. Mantiene la frescura y altas dosis de elegancia que ya nos había acostumbrado pero readaptándolo a la tendencia que otros modelos de Land Rover Range Rover, como el Range Rover Velar, ya han mostrado.

Sea como fuere, este nuevo Range Rover tiene una mirada afilada gracias a unos faros de “ojos cerrados” y una parrilla no mucho más alta que la de las propias ópticas, ópticas donde la sutil iluminación diurna perfila como un lápiz de ojos su mirada. Las líneas curvas bajo este conjunto formado por los elementos de la zona alta bajo el capó confluyen con las inferiores y unas entradas de aire frente a las ruedas que favorecen una sensación de anchura de esta vista lateral.

Range Rover Evoque 2019

Es esa línea del capó la que se eleva por unos prominentes pasos de rueda delanteros para emprender un camino ascendente y limpio hasta los pilotos de la zaga. Pero antes, en su vista lateral la pérdida progresiva de anchura desde los cristales delanteros hasta el que se encuadra entre el pilar C y D confieren a este SUV de lujo un aspecto dinámico y compacto, como ya supieron mostrar en su anterior generación.

Entre las nervaduras de las puertas, la carrocería ofrece un aspecto de superficie lisa que aporta una sensación de suavidad y sobriedad en su diseño donde solo destaca unos enormes pasos de rueda sobre todo el del eje trasero.

Range Rover Evoque 2019

En la vista posterior la inclinación hacia la zona central la encauzan, de nuevo, los grupos ópticos tremendamente angostos, de una altura similar a las de las letras que informan que se trata de un “Range Rover” y, bajo cada piloto, el nombre EVOQUE y la insignia de Land Rover.

Range Rover Evoque 2019

La elevada altura de la boca de carga, situada ahí gracias a la ubicación de una puerta de movimiento vertical y de diseño cuadrilátero en la que se secciona cada piloto en dos, facilita la introducción de grandes bultos (incluso se atisba la posibilidad de introducir algunos poco glamourosos como podrían ser electrodomésticos). Sobre ella, la antena de tiburón, que sin resultar atractiva, sigue siendo una alternativa más dinámica a la típica y tradicional de cilindro o metal.

En la zona inferior, el discreto difusor que divide en tres zonas de canalización del aire y, flanqueando estos spoilers, unas injustificables falsas colas de escape o pseudopontones.

El habitáculo del Range Rover Evoque, lujo y diseño fusionados

Range Rover Evoque 2019

En el interior, el lujo inunda cada centímetro o rincón del nuevo Range Rover Evoque. A la espera de conocer los acabados, las imágenes facilitadas ofrecen un salpicadero donde, como no, las pantallas coprotagonizan la vista junto con un volante de cuatro brazos, dos de ellos casi suplantados por diferentes botones destinados al uso del sistema multimedia o asistentes a la conducción, cuyo tapizado central destaca por incluir la placa con el distintivo “Range Rover”.

Además de la pantalla de información tras el volante, la situada en el centro del salpicadero del nuevo Range Rover Evoque resultará ser la mejor herramienta como asistente a la conducción. Bajo ésta, entre los controles de climatización y otros botones analógicos, aparece un tercer display.

El nuevo Range Rover Evoque con motores diésel, gasolina e híbrido

Aunque aún resulte raro, Land Rover no ha renunciado en su nuevo Range Rover Evoque a los motores de gasóleo, de hecho, los incorpora desde el inicio dentro de las motorizaciones disponibles.

Así, los motores del nuevo Range Rover Evoque serán motores de cuatro cilindros tanto en diésel como gasolina y existirá una versión de gasolina híbrido. Aunque se trata de una versión “mild-hybrid”o híbrido lígero, por lo que hablamos de un Range Rover Evoque híbrido relativamente ya que esta hibridación entra dentro de los parámetros para incluirlo dentro de los diferentes tipos de vehículos electrificados pero también con menor aporte de la electricidad en su comportamiento.

Range Rover Evoque 2019

El nuevo Range Rover Evoque ya acepta pedidos

La presentación del nuevo Range Rover Evoque conlleva la apertura de los pedidos de este nuevo modelo.

El precio del nuevo Range Rover Evoque disponible en reserva parte de los 40.000€ para la versión de acceso y un motor de 150 CV asociado a una caja de cambios manual y tracción 4×2 que desembarcarán en los concesionarios a finales del próximo verano, en septiembre de 2019.

Las primeras unidades del Evoque llegarán a finales del primer trimestre de 2019, se tratará de las versiones de tracción 4×4 con motor de 150 CV y acabado S cuyo precio parte de 50.850 euros.