El Grupo Hyundai dejará que controles el rendimiento de tu coche eléctrico desde tu smartphone, incluyendo potencia, par o límites de velocidad.

Hoy en día ya es posible controlar multitud de funciones de un vehículo desde un teléfono móvil. Casi todas las marcas ofrecen aplicaciones con las que se puede abrir o cerrar el coche a distancia, controlar el lugar en el que se quedó aparcado…

Y en el caso de los coches eléctricos, el smartphone amplía este radio de acción con una funcionalidad muy importante: la del control remoto del proceso de carga, incluyendo también la posibilidad de activar a distancia la climatización del habitáculo, entre otras cosas.

Con este sistema, los usuarios de coches eléctricos podrán crear perfiles de rendimiento y elegir el que más convenga en función del tipo de conducción que vaya a realizar.

Pero con sus Hyundai Kona EV y Hyundai Ioniq por un lado, o los Kia e-Niro y Kia e-Soul por otro ya en el mercado, más todo lo que está por llegar, en el Grupo Hyundai han desarrollado una nueva tecnología de control de rendimiento de sus coches eléctricos que pronto estará disponible para sus clientes.

Potencia a la carta

Con esta funcionalidad, el Grupo Hyundai va más allá, abriendo nuevas posibilidades a los usuarios de los coches eléctricos, que podrán utilizar configuraciones personalizadas para sus vehículos, e incluso compartirlas de forma online con usuarios de otros vehículos, siempre con la seguridad que ofrece la tecnología blockchain.

De este modo, será posible ajustar hasta siete características propias del rendimiento del vehículo, incluyendo potencia y par, curvas de aceleración y desaceleración, capacidad del sistema de frendo regenerativo, utilización de la energía o incluso el límite de velocidad máxima.

Un conductor particular, por ejemplo, o una empresa de coches de alquiler, podrá por lo tanto crear perfiles personalizados en función del tipo de utilización que se vaya a hacer del coche, o del conductor que lo vaya a conducir.

Además, la aplicación no solo ofrece configuraciones optimizadas y se las sugiere al conductor para que alcance el destino elegido en base a la distancia restante y el aprovechamiento de la energía eléctrica. También es posible descargar y utilizar configuraciones recomendadas por la marca en función del estado de la carretera o del tráfico para una ruta determinada.

Todo el proceso es seguro gracias a la tecnología blockchain. Los datos cargados en los servidores están cifrados y se almacenan de forma que no sea posible la manipulación no autorizada.