Viajar con mascotas en el coche puede causar distracciones y diversos problemas que pueden afectar a la conducción, poder prevenir estas situaciones es primordial.

Muchas distracciones son causadas por un mal transporte de tus mascotas, y es normal, ya que no hay demasiada información divulgada al respecto. Para evitar accidentes o incluso problemas de visibilidad derivados de este asunto, a continuación os explicaremos y daremos varios consejos para que puedas llevar a cabo el transporte de tus mascotas de manera efectiva y segura.

Antes de empezar si también quieres conocer consejos de como viajar con niños aquí te dejamos nuestro artículo.

511883

La normativa de tráfico considera a las mascotas como un tipo de mercancía, es decir, han de estar atadas en todo momento para que no se puedan mover, caer o desplazar. Para evitar este tipo de situaciones peligrosas, existen varios sistemas que varían por el tamaño de la mascota o de la frecuencia con la que la desplazas.

Sistemas o accesorios para llevar a las mascotas en el coche:

Rejilla/barrera homologada: Consiste en una rejilla que separa el maletero del resto del interior del coche, de esta manera la mascota no podrá acceder al resto del habitáculo del vehículo.

Cinturón de seguridad para perros: Hay de varias sujeciones y su funcionamiento se basa en un arnés especial para el coche que gracias a un enganche adaptado se acopla perfectamente a la clavija del cinturón de seguridad de serie del coche.

Trasportín: Útiles sólo para mascotas de tamaño reducido, deberán estar sujetas para que no puedan moverse.

Jaula: Sólo se puede utilizar en el coche y está pensada para perros grandes.

¿Cómo está regulado?

El artículo 18 de la ley de tráfico resume a la perfección esto:

Artículo 18. Otras obligaciones del conductor. El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos.

Si estás interesado en saber más al respecto, en este post de la DGT  te explica las diferentes formas de llevar a tu perro en el coche  os aclara mejor este tema.

Cosas que nunca debes hacer con tu mascota en el coche

No dejes al perro suelto: Sí, es cierto, es la opción más barata, de hecho es gratis, pero por muy manso que se tu animal, siempre existe el riesgo de que se ponga nervioso o de que algo falle y propicie un accidente. Recuerda, que al fin y al cabo, los animales no razonan, además, si la policía te pilla en esta situación, serás sancionado.

No puedes llevar a tu mascota entre tus brazos o piernas:  vuelve a ser la misma situación que la de antes, pese a que es más seguro, los animales siguen estando sueltos, y al final, pueden acabar escapándose y causando problemas. Recuerda la ley de Murphy, “si algo puede pasar, pasará…”

Consejos útiles que te ayudarán para transportar a tus mascotas

Haz que se acostumbren:  seguro que has notado que muchos animales no soportan los desplazamientos en coche, se ponen nerviosos e incluso acaban vomitando. ¿Por qué ocurre esto?, es sencillo, nos ha pasado a todos, necesitan habituarse a la sensación de ir transportados por un vehículo, seguro que a muchos de vosotros os pasaba lo mismo cuando erais muy pequeños y apenas habíais viajado, os sentaba fatal meteros en un coche y llegabais incluso a vomitar o desarrollabais dolor de cabeza, sin embargo, un día esto dejó de pasar, y esto se consigue con la continuidad, es decir, tenéis que acostumbrar a vuestra mascota con varios viajes en coche.

No dejes a tu mascota encerrada todo el trayecto:  a parte de ser una crueldad, los animales también necesitan descansar, comer, beber y tomar el aire. Por eso cuando hagas una parada durante tus desplazamientos, aprovecha para sacar al animal para que respire y estire las piernas, esto le calmará y dejará de sentir ese miedo que muchos desarrollan por estar en un habitáculo restringido. Un claro ejemplo de que el perro está sufriendo estrés es la pérdida excesiva de pelo, si ves esto, hazle un favor a tu mascota, para y que se relaje.

Que no saque la cabeza por la ventana: dejando a un lado que compartir una foto de tu perro en redes sociales sacando la cabeza por la ventana, para disfrutar de la brisa o mirar el exterior queda muy bien, no lo hagas. Las razones son evidentes… Evita situaciones de las que te puedas arrepentir.

Cuidado con el calor excesivo: ten cuidado, la deshidratación también afecta a tus mascotas, esta puede causar desorientación, dolor de cabeza, alucinaciones y finalmente la muerte sumada a la ansiedad que produce esta sin hablar si quiera de la claustrofobia que produce una jaula o similar. No sería la primera vez que una mascota fallece durante un trayecto en coche por estas razones así que ten cuidado.

Estate atento: por último, el mejor consejo de todos es que estés pendiente de tu animal, es fácil saber cuando lo están pasando mal. Tú mejor que nadie les conoces bien y les quieres, así que correspóndeles con el trato que se merecen y acuérdate de que están viajando contigo y de que no son máquinas invencibles.

¿El seguro cubre los daños producidos por las mascotas?

Las mascotas que se suelen incluir en las aseguradoras son los gatos, pájaros, roedores y especialmente perros, aunque no todos los perros están incluidos, así que infórmate. Si sin embargo posees un exótico babuino del cuerno de África y este te destroza el coche, tendrás que aguantarte y asumir el riesgo…