Android Auto y Apple Car Play pueden presumir de causar menos distracciones que otros sistemas que vienen de serie según la AAA (Fundación para el tráfico seguro)

A medida que pasan los años, los coches se han ido convirtiendo cada vez más en una máquina tecnológica, llena de gadgets, pantallas táctiles o incluso equipados con sistemas de seguridad tan avanzados, como el uso de la huella dactilar para poder encender el vehículo, cosas que sólo se veían con humor, en películas de ficción como James Bond, pero que nunca pensamos que podrían llegar tan rápido como lo están haciendo.

La comunicación, claro está, en pleno siglo XXI, es la obsesión del mundo moderno, especialmente desde que el uso de internet se ha extendido a nuestros móviles. La necesidad de estar constantemente en contacto con los demás, la facilidad del proceso y las distracciones que esto puede causar al volante, crearon la iniciativa de las dos grandes compañías de Software telefónico, (Apple y Android) a desarrollar sus propias Apps, para combinar el uso del móvil con la conducción de manera segura y responsable y así reducir el número de incidentes producidos por los mismos.

Antes de continuar, si todavía no conoces las funcionalidades de Apple Car Play y Android auto, te invitamos a ver nuestro artículo donde hablamos sobre ello.

La AAA (Fundación de tráfico seguro), a través de varios estudios realizados con la colaboración de la Universidad de Utah a cinco coches de distintas marcas: Honda Ridgeline, Ford Mustang, Chevrolet Silverado, Kia Optima y Ram 1500, han determinado que los sistemas Android Auto y Apple Car Play, realizan las tareas solicitadas por el usuario más rápido que los propios softwares integrados de las marcas, refiriéndose en especial, a recursos como el navegador, o la realización de llamadas telefónicas.

La organización afirma que realizar tareas complejas utilizando Android Auto y Apple Car Play, es más rápido que hacerlo con el software del propio coche. Sin ir más lejos realizar una llamada, era un 24% más rápido utilizando las Apps (es decir 5 segundos más rápido), y abrir la navegación para fijar nuevo destino era un 31% más rápido (15 segundos) que utilizando los sistemas integrados de software integrados por las propias marcas, por no hablar claro está, del asistente de voz que cada vez funciona mejor en las apps y del que la mayoría de modelos no incorpora en su propio software.

Puede parecer poco, pero 5 segundos, 15 segundos, en una situación de riesgo, son un mundo, y pueden determinar la diferencia entre la vida y la muerte o la prevención de un accidente por leve que este sea. Las distracciones al volante son responsables sólo en EEUU de 390.000 heridos al año y más de 3.500 muertes.

Quizás sea hora de empezar a tomar un poco más en serio estos sistemas de asistencia al volante, que además, por el momento, son completamente gratuitos.