Los dos gigantes estadounideneses ponen sus ojos sobre Rivian Automotive, una pequeña empresa con un futuro prometedor

Quien piense que Amazon es solo el mayor escaparate de venta a través de internet debe replantearse lo que sabe de la empresa capitaneada por Jeff Bezos. Por otra parte, que un gigante de la automoción como General Motors se interesa por una start-up de coches eléctricos indica que el futuro de Rivian Automotive parece próspero.

Si bien conocimos a finales del año 2018 los dos primeros modelos de la firma, que serán comercializados como Rivian R1T y Rivian R1S, la noticia sobre la intención de Amazon y General Motors por comprar parte de Rivian Automotive, no deja lugar a duda de hacia dónde va el beneficio del sector de la automoción.

Y es que el fabricante americano de camionetas eléctricas Rivian Automotive ha aparecido en el mercado ofreciendo dos versiones de los vehículos más representativos de la industria automovilística de aquella nación, pero en su versión como coche eléctrico.

Un producto muy llamativo para el mercado local ya que combina la esencia de los vehículos al más puro “Made in America” bajo el prisma de la sostenibilidad que aporta el uso de la electricidad como fuente de alimentación.

Rivian R1T

Y es que, sobre todo, desde el plano de fabricante de coches, General Motors, el cual no dispone aún de gama de camionetas eléctricas, comprar Rivian Automotive supondría entrar en el mercado de forma directa gracias a una inversión. Del otro lado del acuerdo, para el modesto fabricante de vehículos eléctricos supondría el impulso necesario para que el equipo capitaneado por R.J. Scaringe, CEO de Rivian, recabara la financiación necesaria para ponerfi definitivamente sus modelos Rivian R1T y Rivian R1S en el mercado antes de que acabe este año 2020.

Una oferta de compra parcial

Sea como fuere, según las fuentes que cita Automotive News, la oferta conjunta de Amazon y General Motors supondría la adquisición parcial de la empresa.

Sin que ninguna de las partes implicadas hayan admitido ni desmentido estas negociaciones, parece ser que el acuerdo pudiera hacerse público antes de que acabe el presente mes de febrero.