Tesla consigue reducir los tiempos de aceleración del Model S en varias de sus versiones.

Desde su salida al mercado, el Tesla Model S se ha convertido en el vehículo eléctrico por excelencia en las carreras de aceleración. El modelo americano no solo es el vehículo de cero emisiones que más autonomía ofrece de su segmento, también es el más rápido en alcanzar los 100 km/h, lo que le permite tumbar en aceleración a muchos de los mejores superdeportivos del mercado. Gran parte de su liderazgo se debe a las constantes actualizaciones de hardware y software llevadas a cabo por Tesla para incrementar las prestaciones de su berlina eléctrica. La última de ellas ha conseguido rebajar la aceleración del Tesla Model S 100 D hasta límites inimaginables: 3,6 segundos de 0 a 100 km/h.

Tesla Model S aceleración

En la última etapa de mejoras lanzada por la marca americana, el Tesla Model 75 pasó de alcanzar los 100 km/h en 5,8 segundos a hacerlo en 4,6 segundos, mientras que la versión S 75D pasó de acelerar en 5,5 segundos a 4,4 segundos. Por su parte, la segunda versión más prestacional de la gama, el Model 100D, ha conseguido reducir su tiempo en tres décimas, pasando de los 4,4 segundos a los 4,1 segundos. Pero según las pruebas realizadas por los compañeros de Dragtimes, la mejora de esta última versión ha sido mucho más radical, llegando a alcanzar los 3,6 segundos de aceleración. Hablamos de una mejora del 12 % que permite a esta versión situarse muy cerca de las cifras de aceleración logradas por el Model S P100D (una variante que ha llegado a registrar una aceleración de 2,24 segundos).

En el video publicado por Dragtimes también se muestra el funcionamiento del nuevo modo ´Chill` que ha presentado la marca recientemente. Con este modo, la entrega de potencia del Tesla Model S es mucho más progresiva y agradable. Se trata de una configuración idónea para conducir en el día a día. Además, sirve de gran ayuda para todos aquellos conductores que no tienen demasiada experiencia al pisar a fondo el acelerador.

Tesla Model S aceleración