El borrador de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética prohibirá la venta de vehículos de combustión a partir de 2040 en España.

El Gobierno de España pretende impulsar la reconversión del sector del automóvil mediante la prohibición de la venta y matriculación de vehículos de combustión a partir de 2040. Los coches comprendidos en esta categoría son: diésel, gasolina e híbridos. De esta manera, el objetivo es reducir en un 20% las emisiones contaminantes de CO2 respecto a los datos de 1990 en el año 2030.

Sería el fin de los coches diésel, gasolina e híbridos

El Ministerio para la Transición Ecológica, junto al actual Ejecutivo, ha elaborado un borrador para la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Este escrito recoge la prohibición de venta y matriculación de turismos y vehículos comerciales ligeros con motor de combustión a partir de 2040. Los coches implicados en esta posible normativa son los diésel, gasolina e híbridos.

Atasco

El borrador también propone un trabajo cooperativo con los consistorios. Esto implicará el veto de la circulación en zonas específicas de los municipios superiores a 50.000 habitantes a partir de 2023. Este ejemplo lo podemos encontrar actualmente en la capital de España (Madrid Central). El objetivo a largo plazo es prohibir su circulación en 2050.  Además, se insta a la colocación de estaciones de recarga eléctrica en gasolineras.

De esta manera, el objetivo del Gobierno de España es que las emisiones contaminantes de CO2 no superen las 230 millones de toneladas en 2030. Esto supondría una reducción del 20% respecto a los datos alcanzados en 1990. Además, el objetivo será reducir en algo más de un 65% en comparación con los datos actuales (339 millones de toneladas de CO2).

Los filtros de partículas que incorporan los vehículos diésel son una de las causas principales de su menor contaminación respecto a los gasolina.

Este objetivo de reducir las emisiones se ha planteado con el impulso de las energías renovables. Esta posible ley obligará al consumo de energía renovable en un 35% y que el 70% de la electricidad generada provenga también de fuentes renovables.

Por otro lado, de cara a 2050, las expectativas de reducción de emisiones son aún más ambiciosas. El plan del Ejecutivo es que las emisiones de CO2 no superen las 29 millones de toneladas. Además, la producción de energía eléctrica deberá ser renovable por completo.

Francia y Reino Unido: mismo objetivo y mismas fechas

Esta decisión del Gobierno tiene como referencia las normativas de Francia y Reino Unido. Ambos países han propuesto la prohibición en la venta y matriculación de vehículos con motor de combustión en 2040. Además, el país británico pretende vetar la circulación de estos automóviles a partir de 2050.

Tesla Wall Connector

Otros ejemplos son los que podemos encontrar en Alemania, Dinamarca o Países Bajos, que han marcado como fecha límite el 2030. No obstante, el país líder en este tipo de normativa es Noruega. Los escandinavos han fijado el año 2025 como el fin de los vehículos diésel, gasolina e híbridos. Un dato significativo es que durante los tres primeros trimestres de 2017 los vehículos de tipo eléctrico matriculados en el país noruego fueron más del 30%, según expone la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA).

Sin embargo, los datos en España no son tan positivos. Según la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico, durante 2017 se matricularon un 0,6% de turismos eléctricos. Esto supuso un total de 7.448 vehículos respecto al 1.234.000 matriculados.