Ford prueba una tecnología que permitiría ahorrar tiempo a los conductores al encontrarse sólo con semáforos en verde.

Imagínate un mundo en el que dejas a los niños en el colegio, vas al trabajo o hacer unas compras y no dar con un solo semáforo en rojo. Pues bien, Ford esta desarrollando una sistema que haría esto posible. La tecnología se denomina Green Light Optimal Speed Advisory, utiliza información sobre los tiempos de los semáforos facilitando a los conductores la velocidad óptima a la que deben circular para que aumenten al máximo sus probabilidades de encontrar semáforos en verde.

Las pruebas las llevará a cabo la marca americana durante los dos próximos años tanto en carreteras como en circuitos cerrados.