El uso del smartphone o teléfono móvil se ha convertido en un grave problema de seguridad vial. Por ello, nuevos mecanismos como el modo coche integran conducción y móviles de forma segura

El teléfono móvil aporta seguridad, en momentos de urgencia como avería o accidente. Sin embargo, la utilización del móvil mientras se conduce genera un elevado riesgo de distracción.

Según la DGT, hablar un minuto y medio por el móvil, incluso con el manos libres, supone no percibir el 40% de las señales, bajar la velocidad media en un 12% e incrementar el tiempo de reacción.

¿Qué es el modo coche?

El modo coche es un mecanismo similar al ya conocido modo avión. No obstante, a diferencia de este último si requiere su uso total durante la conducción. Desde la DGT pretenden popularizar el empleo de esta función.

Este sistema silencia las notificaciones y las llamadas de nuestro teléfono durante la conducción. Además, de gestionar y permitir el uso de aplicaciones de música o navegación, y su uso, una vez que el motor haya sido apagado.

¿Cómo se activa el modo coche?

La dificultad de este sistema no es su uso, sino su activación. Los teléfonos móviles actuales no permiten una activación sencilla e intuitiva, teniendo que distinguir que sistema operativo usa nuestro smartphone.

Android

Para poder utilizar el modo coche en nuestro teléfono Android, debemos de descargar la app “Car Mode” a través de la plataforma Galaxy App. Esta aplicación ocupará unos 29Mb de memoria en nuestro teléfono.

Una vez descargada, nos crearemos una cuenta con nuestro usuario y autorizaremos a la aplicación a enlazarse mediante bluetooth con nuestro vehículo y configurar los comandos de voz.

Apple (iOS)

A diferencia de Android, el sistema operativo de Apple (iOS11) ya incorporan el sistema modo coche de manera predeterminada. No obstante, su activación también es algo compleja.

Para ello, se debe acceder al menú “Ajustes”, “No molestar” y “Activar”. Una vez puesto en marcha, el sistema emitirá un mensaje automático informando de que la persona a contactar está conduciendo. Es el sistema de Apple el que mediante la localización, detecta que estamos en conducción.

La DGT endurecerá las sanciones por utilizar el teléfono móvil

La Dirección General de Tráfico contempla elevar las sanciones. Se trata de una de las novedades que el órgano directivo planteaba para este 2019. Se pretende que el uso del móvil al volante pase a considerarse como una infracción grave.

Teléfono móvil al volante

Igualando a sanciones como conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas o conducir de forma temeraria. El castigo ascenderá, a la retirada de 6 puntos del carné más la correspondiente multa. Un endurecimiento de la norma que se producirá a mismo tiempo que aumentan las sanciones por el uso del móvil.

Finalmente, es un factor de riesgo cuya solución requiere esfuerzo e implicación por parte de todos, no solo de conductores, sino también por parte de fabricantes de coches y de teléfonos móviles, aportando soluciones como el modo coche.