El aceite mineral para coche está prácticamente en desuso, pero todavía sigue habiendo muchas dudas sobre qué tipo de aceite utilizar, especialmente a la hora de elegir entre aceites sintéticos y semi-sintéticos. Nosotros lo tenemos claro.

Para entender lo que vamos a contar sobre los aceites, conviene saber que un lubricante de motor está formado aproximadamente en un 70 por ciento por una base, y en un 30 por ciento por aditivos que mejoran sus propiedades.

Un aceite mineral es el aquel en el que la base se obtiene directamente mediante un proceso de destilación y refinado del petróleo; a esta base también se añaden aditivos. En un aceite sintético, por su parte, la base se fabrica mediante procesos de síntesis química en laboratorio, adaptando la estructura molecular para conseguir unas propiedades determinadas. Podemos decir que son lubricantes “a medida”.

aceite motor

Entre ambos, tenemos los aceites semi-sintéticos, que podemos definir como una combinación de aceites minerales y aceites sintéticos. En realidad, son aceites con una base mineral y sintética –la proporción puede variar–, y con sus aditivos correspondientes. En todos los casos, mineral, semi-sintético o sintético, los aditivos se utilizan para mejorar las propiedades que debe cumplir un aceite, además de lubricar. Hay aditivos detergentes, dispersantes, antioxidantes, anticorrosivos… Pero lo que determina el tipo de aceite es la base.

Las ventajas del aceite sintético vs aceite semi-sintético

No hay discusión. Descartaríamos el aceite mineral, salvo para algunos modelos muy antiguos que pueden no están preparados para algunos aditivos de los aceites sintéticos (y ya es raro) como en coches clásicos, por ejemplo. Y te adelantamos la respuesta a la siguiente pregunta: mejor sintético. Vas a entender por qué simplemente teniendo en cuenta las ventajas que proporciona un aceite cien por cien sintético respecto a un aceite semi-sintético. Son las siguientes:

  • Más resistencia a la temperatura: un aceite sintético está diseñado para soportar mejor las altas temperaturas. Por ello, son más adecuados en motores de alto rendimiento, o en climas cálidos.
  • Menor rozamiento con bajas temperaturas: cuando el motor está frío, contar con un aceite que ofrece menor resistencia a fluir y, por lo tanto, a formar la película lubricante que protege el motor, más fácil será el arranque. Por ende, mayor protección y también menor consumo de combustible.
  • Menor consumo de aceite. Sobre cuál es el consumo de aceite que se considera admisible para un motor hay mucho que contar. Pero de primeras, un aceite sintético presenta menor índice de evaporación, por lo que el motor consume menos aceite en cada cambio.
  • Mayor limpieza. Los recorridos cortos, sobre todo con el motor frío, son muy perjudiciales para el motor y elementos como los catalizadores o el filtro de partículas. Un aceite sintético presenta una menor degradación y sedimenta mucho más despacio, lo que conserva la eficacia del sistema de lubricación.

Visto así, está claro que todo son ventajas… salvo el precio.

Diferencia de precio entre un aceite sintético y un semi-sintético

Como todo, aquí hay un rango muy amplio y diferentes tipos de aceite y calidades. Pero el aceite sintético siempre más caro. Como referencia, una lata de aceite sintético 5W30 de 5 litros de una marca de calidad puede tener un precio medio de venta al público de 35 euros, frente a los 25 de un semi-sintético de la misma marca con especificaciones similares.

aceite motor

Entre dos aceites de una misma marca, en función de las especificaciones que han de cumplir, de la viscosidad o de las propiedades, también puede haber una diferencia de precio superior incluso a la que existe entre un semi-sintético y un sintético.

OJO: Aceites sintéticos que no lo son al cien por cien

Ojo con esto, porque verás muchas marcas que venden “aceite de tecnología sintética” o “aceite sintético”, a secas. Y es cierto, en su composición, la base de ese aceite tiene parte de base sintética. Todos los aceites sintéticos o semi-sintéticos tienen base sintética. Pero no todos los aceites con base sintética son 100 por 100 sintéticos.

aceite motor

¿Por qué es esto tan importante? Pues porque como hemos dicho antes, un aceite sintético es más caro de fabricar que un aceite semisintético. Por ello, para que un aceite sea sintético al cien por cien, debe figurar bien claro en las especificaciones, o contar con la etiqueta “Fully Sinthetic”.

Resumiendo: mientras que respetes la recomendación mínima del fabricante para tu coche, nuestra recomendación sería utilizar siempre un buen aceite sintético. Piensa en todas las ventajas que conlleva, y echa las cuentas: ¿merece la pena ahorrarte esos 10-15 euros en cada cambio de aceite, suponiendo que realices los cambios una vez al año?

Algunos de aceites de motor 100% sintéticos

Shell Helix: Tienes dos gamas, Shell Helix Ultra y Shell Helix HX8. Según especificaciones y viscosidad, el primero lo encuentras desde unos 30 euros la garrafa de 5 litros, hasta los 40 euros que pueden costar los formulados con bajo contenido en cenizas para funcionar mejor en motores con filtros de partículas.

Castrol Edge: Una de nuestras marcas favoritas. La gama cien por cien sintética se corresponde con el Castrol Edge. Los precios pueden ir desde 35 euros para 5 litros del Castrol Edge Titanium 5W40 más convencional, hasta los 40 euros de la lata de 4 litros de Castrol Edge Titanium 0W30, que cumple las normativas más exigentes.

Repsol Elite: Amplísima variedad, con aceites sintéticos en las gamas Elite, Carrera o Premium, y buena relación calidad precio. Los 5 litros de Repsol Elite Cosmos 0W40, para motores de vehículos de gama alta, tienen un precio en torno a los 40 euros. El Elite Premium 5W30, con especificaciones Long-life de larga duración, lo puedes encontrar desde 30 euros.

BP Visco: Las gamas BP Visco 5000 y 7000 incluye aceites cien por cien sintéticos para motores diésel y de gasolina, motores convencionales y de alto rendimiento. Los 4 litros de BP Visco 7000 0W40 están en torno a los 35-38 euros. Para cochyes más populares, el BP Visco 5000 5W30, tiene un precio de unos 25 euros, también en formato de 4 litros.