La DGT ha publicado un nuevo estudio en el que recoge las víctimas mortales en accidentes de tráfico en España durante 2018.

El pasado año se produjeron en España un total de 102.299 accidentes de tráfico con víctimas implicadas. Entre ellos, un total de 1.806 personas perdieron la vida y otros 138.609 resultaron heridas, de los que 8.935 necesitaron ingreso hospitalario.

La DGT ha decidido lanzar estas cifras justo en el momento en el que la segunda oleada de veraneantes del mes de julio ha comenzado su operación salida. Pere Navarro, director general de la DGT, afirmaba: “Es cierto que se han producido 24 fallecidos menos que el año anterior, pero son muy pocos, de ahí que tengamos que seguir implementando medidas que verdaderamente supongan un freno a la accidentalidad y esos esfuerzos hay que centrarlos en las carreteras convencionales, velocidad, distracciones y mayores”.

Esta leve reducción se ha dado en un año en el que los trayectos de largo recorrido han aumentado un 1,9%. Además, han aumentado un 7% las matriculaciones y ha aumentado otro 23% la expedición de permisos de conducir.

Por lo tanto, teniendo en cuenta estos datos, España cuenta con una tasa de 39 fallecidos por cada millón de habitantes. Con este índice, nuestro país se encuentra por debajo de la media europea, de 49 fallecidos por millón de habitantes.

¿Cómo y dónde se producen los accidentes?

Pese a que la mayoría de accidentes con víctimas se producen en las ciudades, son las vías interurbanas las que más víctimas mortales se cobran. Sin embargo, vamos a desglosar los accidentes según el tipo de vías:

Accidentes en vías interurbanas

  • Autopista y autovía: en este tipo de vías, la tendencia ha sido negativa, puesto que han aumentado los fallecidos un 5%. En 2018 se registraron 323 fallecidos, por lo que representan un 25% de las víctimas mortales en vías interurbanas.
  • Carreteras convencionales: estos son los puntos más peligrosos de la cartografía española. Se han registrado un total de 994 fallecidos en accidentes en este tipo de vías, por lo que se han rebajado 19 personas respecto a 2019. La salida de la vía sigue siendo el accidente más habitual con un 38% de los mismos, seguido del choque frontal con el 27% y del fronto-lateral con el 16%. Por otro lado, el 52% de los fallecidos viajaban en turismo, el 19% en motocicleta, el 8% eran peatones, el 6% en furgoneta y el 4% eran ciclistas. Por ello, la DGT intensificará los controles en una nueva campaña para proteger a los ciclistas.

Accidentes en ciudades

En las ciudades se han registrado el 63% de los accidentes con víctimas, el 27% de los fallecidos y el 50% de los heridos de gravedad. En 2018, se registraron un total de 489 fallecidos, es decir, 20 menos que en 2017. Esta reducción se ha dado gracias, sobre todo, a las ciudades de menos de 500.000 habitantes, mientras que en las grandes urbes se ha incrementado la siniestralidad.

Un dato importante es que los usuarios vulnerables representan el 81% de los fallecidos en las ciudades: 237 peatones (48%), 15 ciclistas (3%) y 145 motoristas (30%). Por otro lado, más de la mitad de los fallecidos de más de 65 años han aumentado respecto a 2017, puesto que ya son el 27% del total de muertes por accidentes registradas.

¿Cuáles son las causas más habituales?

Las distracciones siguen siendo la primera causa de accidentes mortales desde el año 2016, con una tasa del 32% en 2018. Lo más preocupante, es que el 80% de los conductores jóvenes se distrae al volante.

En segunda posición, el exceso de velocidad tiene la culpa del 22% de estos accidentes y el consumo de alcohol y drogas ocupa el tercer escalón de este macabro podio, con un 21% de las víctimas.

En cuanto a las Comunidades españolas, Andalucía, Baleares, Castilla la Mancha, Extremadura, Comunidad de Madrid, Murcia, La Rioja y País Vasco son las comunidades españolas que han reducido su número de víctimas mortales en 2018 respecto a 2017. La tasa en el resto de las comunidades ha sido negativa, puesto que han aumentado las víctimas mortales.