Cada vez son más los accidentes causados por distracciones al utilizar el teléfono móvil. Y para evitarlo, la DGT estudia que sea el conductor que provoque un accidente por utilizar el móvil al volante el que haga frente a los gastos generados con su propio patrimonio.

Utilizar el teléfono móvil mientras conducimos se ha convertido en la principal causa de mortalidad al volante en los dos últimos años, superando incluso al alcohol o al exceso de velocidad. En la actualidad, se producen por esta irresponsabilidad más de 500 muertes en nuestras carreteras.

La DGT ha anunciado que la pérdida de puntos del carné de conducir por utilizar el móvil mientras conducimos podría pasar de 3 a entre 4 y 6 puntos próximamente.

Por ello, la DGT ya ha confirmado que está estudiando aumentar las sanciones por utilizar el móvil al volante.  Esta infracción pasaría a suponer una pérdida de hasta seis puntos en el carné de conducir, frente a los 3 puntos de sanción actuales. Un cambio que podría hacerse efectivo en apenas un par de meses.

multa de tráfico

Pero la polémica surge ante la respuesta de la DGT en twitter a una propuesta de Pons Seguridad Vial. Según esta propuesta, en un accidente de tráfico en el que el conductor implicado estuviera utilizando el teléfono móvil, sería el conductor el que responsable de pagar los daños del siniestro, en vez del seguro del vehículo. Para poner en marcha esta medida, lo primero que habría que hacer es modificar el apartado A del artículo 10 de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Vehículos a Motor. Como resultado de esta modificación, la compañía aseguradora podría reclamar al conductor el importe de la indemnización pagada por los daños de un accidente, si se demuestra que el mismo fue causado por una utilización indebida el teléfono móvil.

¿Cómo demostrar que un conductor accidentado utilizaba el móvil?

Según Pons Seguridad Vial, esta medida provocaría que los conductores dejasen de utilizar el teléfono móvil al volante, por medio a no quedar cubiertos por la aseguradora en caso de accidente. Se reducirían así entre un 30 y un 40 por ciento los accidentes en carretera provocados por la utilización del móvil, reduciendo entre 150 y 200 los muertos en carretera cada año.

Y aquí es donde radica el principal problema con el que se encuentra la DGT para poner en marcha esta medida. Es muy difícil demostrar que un conductor iba utilizando el teléfono móvil en el momento de un accidente. La vinculación podría establecerse analizando los datos registrados en el terminal para relacionarlos con el accidente. Pero lo que parece tan sencillo técnicamente no lo es desde el punto de vista legal.

teléfono móvil al volante

Imaginemos varios supuestos. Viajas con un pasajero, y puede ser el acompañante el que esté manejando el dispositivo. O estás utilizando el móvil y sus servicios asociados a través de los sistemas de conexión permitidos, a través su tarifa de datos. Por ejemplo, el navegador. O la recepción y el envío de mensajes en distintas plataformas de correo y redes sociales, bien mediante el control por voz, bien utilizando las posibilidades de Apple CarPlay o Android Auto, sin ir más lejos.

La mejor solución: el “modo coche”

Está claro que el uso indebido el teléfono móvil al volante es un problema muy serio que hay que solucionar. Y los primeros que deben concienciarse son los conductores. Y si no somos capaces de dejar el teléfono móvil apagado mientras conducimos, una de las mejores opciones es activar el denominado “modo coche”, que limita las funcionalidades del dispositivo, de modo parecido al que lo hace el “modo avión” con el que cuentan ya todos los teléfonos móviles.

Teléfono móvil en el coche

En la actualidad, los teléfonos con sistema operativo iOS 11 o superior pueden activar esta funcionalidad, o dejar que sea el dispositivo el que detecte el movimiento del vehículo. Con el coche en marcha, el teléfono se pone en modo silencio y apaga la pantalla, y envía una respuesta automática en caso de llamada para hacer saber que estás conduciendo. Incluso es posible que el remitente conteste con la palabra “urgente” para que sólo en ese caso se reciba una notificación.

Algunos teléfonos con sistema operativo Android también tienen un “modo coche” en el que únicamente permanecen activas las funcionalidades del navegador o la reproducción de música.

Información relacionada

-10 distracciones al volante que pueden costarte muy caro
-Multas de tráfico: ¿cuántos puntos y euros pierdo?