Si has visto un accidente de tráfico, tu ayuda puede ser fundamental a la hora de salvar vidas, por lo que debes mantener la calma y seguir nuestros consejos

Tener un accidente de tráfico no es plato de buen gusto para nadie, y a pesar de que siempre hay que evitarlos a toda costa, debemos saber determinadas cosas acerca de ellos. Por ello, ya te contamos cómo se producen los accidentes de tráfico en España o cómo evitar y qué hacer en caso de tener un accidente con un animal.

Sin embargo, hoy os vamos a contar cómo debéis actuar en caso de sufrir o presenciar un accidente de tráfico. Lo más importante es conocer que tres de cada cuatro muertos en accidentes se producen durante los primeros sesenta minutos desde que se ha producido el impacto.

Por lo tanto, parece una reflexión obvia la de que cuanto más se acorten los procesos, más posibilidades habrá de salvar a un paciente herido. Un procedimiento que resulta esencial a la hora de conseguirlo es aplicar la conducta PAS.

¿Qué es la conducta PAS?

Si estas implicado en un accidente o lo has presenciado, tienes obligación legal de prestar socorro. En caso de obviarlo, el Código Penal establece multas de 3 a 12 meses e incluso prisión de 6 meses a cuatro años para quien incurra en un delito de omisión de socorro.

Por ello, estás obligado a seguir la conducta PAS. Puede que te hayas quedado con cara de póker, pero tranquilo, este nombre hace referencia a las siglas de Proteger, Avisar y Socorrer. Por ello, te explicamos qué es lo que debes hacer.

Primer paso: Proteger

A la hora de llegar al escenario del accidente, el primer paso es proteger a las víctimas. Sin embargo, no se deben correr riesgos innecesarios, por lo que no debes anteponer su seguridad a la tuya.

Por otro lado, debes señalizar con tu propio coche la existencia de un accidente, por lo que es importante que lo aparques en el arcén y actives las luces de emergencia. No sólo esto, sino que deberás colocar los triángulos de emergencia a una distancia de, al menos, 50 metros antes del accidente. Una vez que tengas que bajar del coche, el uso de un chaleco de seguridad reflectante es esencial.

En caso de que el accidente se haya producido en el sentido contrario de la vía, debes cerciorarte de que no pasa ningún coche y hacerlo lo más rápido posible. Cuando hayas llegado al vehículo accidentado, deberás poner el freno de mano y apagar el contacto del mismo, de manera que quede completamente inmovilizado.

Segundo paso: Avisar a los servicios sanitarios

Una vez que hayamos seguido todos los pasos anteriormente mencionados, deberemos avisar rápidamente al número de emergencias 112 desde tu teléfono móvil o, en su defecto, desde uno de los puestos SOS que tenemos en las carreteras.

Una vez hayas establecido contacto, deberás contestar a las siguientes preguntas:

¿Dónde ha sido el accidente?

Deberás identificar la carretera donde han ocurrido los hechos, así como el punto kilométrico y el sentido del accidente.

¿Cuántas víctimas hay?

Es importante indicar a los servicios de emergencia cuál es el número de víctimas que tenemos. Por lo tanto, es importante fijarse en las que haya dentro del vehículo y, en caso de que haya sido un impacto muy fuerte, cerciorarse de si alguna ha salido proyectada.

¿Cuál es el estado de las víctimas?

Este será uno de los puntos fundamentales a la hora de trasladar la escena a los servicios de emergencia. Tranquilo, no tendrás que ser médico para conocer cuál es el estado de salud, y es que los propios servicios te indicarán qué es lo que debes hacer para saber si está consciente, respira, tiene pulso o está desorientado.

Asistencia en accidente. Conducta PASTercer paso: Socorrer

Es aquí donde llegamos al último y más delicado de todos los pasos a seguir: socorrer a las víctimas. Si todos los conductores tuviéramos unas nociones básicas de técnicas de primeros auxilios, podríamos evitar un importante número de muertos incluso antes de que llegaran los servicios de emergencia. Por lo tanto, los pasos a seguir serán los siguientes:

Lo primero será comprobar el estado de las víctimas, por lo que tendremos que empezar por saber si mantiene la consciencia. En caso de que esté inconsciente pero tenga una respiración irregular, deberemos colocarla en una posición de recuperación. Por el contrario, si la respiración es irregular o se detiene, deberemos hacer la maniobra de reanimación cardiopulmonar. Por último, si vemos que tiene una hemorragia, será importante hacerle un vendaje que comprima le herida.

Es importante ayudar a las víctimas y procurar que mantengan la calma hasta que lleguen los servicios sanitarios. Algo que salvo excepciones muy determinadas no deberemos hacer, es sacar a las personas del vehículo –sí que lo haremos en caso de que el vehículo esté ardiendo o se encuentre en una situación comprometida-.

Si el accidente es de motocicleta, tampoco deberás retirarle el casco, puesto que puede ser nocivo para la víctima. Como en la anterior situación, también hay excepciones, puesto que si respira con dificultad o ha vomitado, sí que es recomendable retirarlo.

Con todo esto, esperamos haberte ayudado en caso de que te encuentres con la desagradable situación de tener que colaborar en un accidente de tráfico, algo que la conducción autónoma tratará de reducir. Sin embargo, es importante que mantengas la calma y sigas todos estos pasos, puesto que puedes salvar la vida a más de una persona.