Los 8 concept car que deberían haber salido a producción son vehículos que han marcado un antes y un después en sus marcas.

Son muchos los concept car que se presentan año a año en los múltiples salones del automóvil que están repartidos a lo largo y ancho de la geografía. Para los entusiastas del mundo de la automoción hay algunos prototipos que se recuerdan con un especial cariño y es que, aunque son muchos, merece la pena recordarlos. Por eso, se ha preparado una selección con los 8 concept car que deberían haber salido a producción.

¿Qué es un concept car?

En primer lugar se debe saber lo que es un concept car. Es un automóvil que se ha desarrollado como un ejercicio de estilo que puede anticipar el diseño y la tecnología de los próximos modelos de producción de una marca. En algunos casos como sucede en los 8 concept car que deberían haber salido a producción es el público quien, por aclamación popular, los hace míticos.

Los dos primeros modelos que iniciaron la ‘era’ de los prototipos son el Buick Y-Job y el Volvo Venus Bilo.

Recientemente, el concept car que ha revolucionado a muchos aficionados al mundo de la automoción es el Peugeot e-Legend. Además, la marca del león lo ha acercado a todos los hogares preparando un spot para la ocasión.

¿Cuáles son los 8 concept car que deberían haber salido a producción?

Entre los 8 concept car que deberían haber salido a producción se encuentran modelos de muchos de los fabricantes más famosos del mercado. Modelos que no tienen nada que ver con la línea de diseño habitual.

Peugeot Oxia

El Peugeot Oxia ve la luz durante el Salón de París de 1988. Este coupé biplaza enamoró a muchos de los seguidores de la marca francesa. Está diseñado por el Centro de Estudios de La Garénne y estaba homologado para circular por la calle. Equipa un motor V6 biturbo 24 válvulas, 2.9 litros, 680 CV colocado en posición central. Ofrece un par motor máximo de 726 Nm.

El concept de Peugeot es tracción integral y monta una caja de cambios manual de seis velocidades. La carrocería está construida con un revestimiento de Kevlar-Epoxy sobre una estructura de tipo nido de abeja en aluminio. Además, equipa un alerón retráctil que varía su posición según la velocidad.

Lamborghini Miura Concept 2006

El Lamborghini Miura Concept se desarrolló con el objetivo de homenajear el 40 aniversario del lanzamiento del mítico Lamborghini Miura de 1966. Diseñado por Walter de’ Silva, no deja de ser una ‘modernificación’ del modelo. .

El concept de Lamborghini equipaba un motor V12 en posición central de la marca de 6,5 litros y 631 CV. Ofrecía un par motor máximo de 660 Nm. Estaba acompañado de una caja de cambios manual de seis velocidades con tracción total.

Era capaz de ponerse de 0 a 100km/hora en 3,1 segundos y su velocidad máxima la alcanzaba a 322 km/hora.

BMW Gina Ligh Visionary Model

En los 8 concept car que deberían haber salido a producción no podía faltar uno de los diseños de Chris Blangle. Se caracteriza por utilizar una carrocería flexible y adaptable a cada momento, cubierta por un tejido de plástico flexible.

La apertura de los faros evoca al parpadeo de los ojos humanos mientras que el capó también se abre, por el centro, mostrando el corazón V8 de la marca bávara proveniente del BMW Z8.

Mercedes C 111

Mercedes-Benz entre 1960 y 1970 desarrolló una serie de concepts en los que iría probando determinadas tecnologías para incluir a sus modelos de producción en un futuro. El más característico de esta serie es el Mercedes C 111-II que montaba un motor rotativo Wankel de cuatro rotores y 370 CV que podrían superar los 290 km/hora. Podría convertirse en el sucesor del mítico Mercedes-Benz 300 SL Gullwing.

Su carrocería estaba construida en fibra de vidrio y se convirtió en uno de los concept car más innovadores de la época. En una tercera versión, llegó a equipar un motor turbodiésel con 230 CV, tecnología que la marca alemana quería explotar en una aplicación más deportiva.

Seat Bolero

El Seat Bolero 330 BT hizo su debut durante el Salón del Automóvil de Ginebra de 1998. Este sedán coupé de cuatro puertas monta un motor de gasolina V6 biturbo de 2,8 litros y 330 CV. Su velocidad máxima la alcanza a 270 km/hora y se pone de 0 a 100 km/hora en 5 segundos.

Además, equipa un diferencial central autoblocante Torsen y cambio automático Triptronic de seis velocidades. Destaca por la ausencia del pilar B y llamó especialmente la atención el sistema de apertura de las puertas traseras que se abrían al ‘estilo suicida’.

Renault DeZir

El Renault DeZir es un coche eléctrico que vio la luz durante el Salón de París de 2010. Es un coupé de dos asientos a los que se accede a través de las puertas con apertura de tijera, más conocidas como las puertas estilo Lamborghini. Cabe destacar que la puerta del lado derecho es de apertura inversa.

Equipa un motor eléctrico central de 150 CV, capaz de ponerse de 0 a 100 km/hora en cinco segundos. Su velocidad máxima la alcanza a 180 km/hora. La marca francesa pretendía simbolizar, con este concept, la etapa del amor.

Volkswagen W12 Nardò

El Volkswagen W12 Nardò marcó un hito por su motor. El motor W12 del Volkswagen Nardò fue el resultado de la unión de dos motores VR6, ofreciendo 600 CV. Sus cifras asustaban y es que conseguía el 0 a 100 km/h en 3,5 segundos, mientras que su velocidad máxima la alcanzaba a 350 km/hora.

Este modelo se denominó así como homenaje al mítico trazado donde la marca alemana había logrado varios récords de velocidad. Su presentación oficial se vivió durante el Salón de Tokio de 2001. Fueron muchos los rumores que rodearon al modelo y es que se planteó la opción de lanzar al mercado una serie limitada con 150 unidades.

Ford GT90

El Ford GT90 es uno de los 8 concept car que deberían haber salido a producción. El mítico concept de la marca del óvalo nace con el objetivo de homenajear al Ford GT40 de Le Mans.

Equipaba un motor central V12 con cuatro turbocompresores Garret y capaz de producir 720 CV. El cuerpo del GT90 estaba construido mediante un chasis monocasco de aluminio revestido con paneles de fibra de carbono. Su alerón aportaba un extra de estabilidad gracias a su funcionamiento activo, ya que alcanzaba los 400 km/hora.