Un caso de demanda por exceso de velocidad es sentenciado a favor del conductor y, con el mismo principio, 500.000 multas impuestas por la DGT podrían ser ilegales

Tras ser sancionado por un radar en la A-50 por exceso de velocidad, el juzgado Contencioso Administrativo número 22 de Madrid dicta a favor del conductor tras una demanda impuesta por la Asociación de Automovilistas Europeos Asociados (AEA). Si se aplicase el mismo principio de resolución podría haber más de 500.000 sanciones ilegales emitidas por la DGT, según la asociación defensora de conductores.

Dicho conductor circulaba supuestamente a 153km/h en un tramo limitado a 120 km/h. La sentencia dicta que la DGT no aplicó correctamente los márgenes de error del radar y reconoce que la Dirección General de Tráfico ha estado aplicando, en perjuicio de los ciudadanos, una norma técnica obsoleta.

multaradarcd-multa-a-6La sentencia dicta lo siguiente:

“La llamada `Norma UNE 26444´ no es una verdadera `norma jurídica´, sino que es una recomendación técnica elaborada en 1992 por AENOR en las que se definían las especificaciones de fabricación, condiciones de funcionamiento, así como los errores máximos tolerados de los instrumentos destinados a medir la velocidad de circulación de los vehículos a motor, denominados `cinemómetros´. Sin embargo, tal y como se expone en la demanda, dicha recomendación técnica sobre los radares a la que aluden dichas resoluciones administrativas (Norma UNE 26444) se pudo utilizar en España hasta el 7 de Diciembre de 2006, fecha en la que expresamente fue derogada la normativa que autorizaba su uso”.

El órgano judicial deja patente que la DGT usa una norma obsoleta que fue derogada hace 10 años. AEA recuerda además que desde mayo de 2010 cuando entró en vigor la Reforma de la Ley de Seguridad Vial, la DGT no está aplicando ningún margen de error en miles de sanciones y está recaudando por encima de lo que marca la ley.