El deportivo compacto ofrece 400 CV de potencia y alcanza los 100 km/h en tan sólo 3,6 segundos.

El nuevo Audi TT RS se ha convertido en uno de los modelos más rápidos que existen, especialmente de 0 a 100 km/h. El deportivo alemán ofrece 400 CV de potencia y, gracias a su sistema de tracción Quattro, puede alcanzar los 100 km/h en tan solo 3,6 segundos (3,7 oficialmente). Con estas increíbles prestaciones, el Audi TT RS es capaz de poner en ridículo a más de un superdeportivo, aquí tenéis cinco ejemplos:

1. Ferrari F40: 4,2 segundos

Ferrari F40

El icónico Ferrari F40 fue uno de los primeros modelos  en incorporar dos turbos en su motor, una condición que en aquella época –finales de los 80 – iba ligada a grandes dosis de boost y lag a partes iguales. A pesar de que ofrece casi 500 CV de potencia y una construcción ultraligera (1.100 kg), el Ferrari F40 no baja de los 4 segundos de 0 a 100 km/h, lo que le convierte en la primera víctima del nuevo Audi TT RS.

2. Ferrari F430: 4 segundos

Ferrari F430

El Ferrari F430 es uno de los modelos más interesantes para el consumidor más entusiasta debido a su valor en el mercado de segunda mano; hoy en día su precio se ha visto reducido a más de la mitad en muchos casos y sin ofrecer un kilometraje excesivo. El superdeportivo italiano ofrece un motor V8 que desarrolla 490 CV de potencia y un peso de 1.450 kg; el Audi TT RS pesa 1.515 kg. A pesar de ello, el modelo italiano es cuatro décimas más lento que el deportivo de Audi.

3. Audi R8 V10: 3,9 segundos

Audi R8 V10

A pesar de sus 525 CV de potencia y del sistema de tracción Quattro, la primera generación del Audi R8 V10 no es capaz de seguirle el ritmo a su primo pequeño de 0 a 100 km/h.

4. Porsche 911 GT3 RS (997): 3,7 segundos

Porsche 911 GT3 997

El Porsche 911 GT3 RS nunca fue creado para conquistar la victoria en una drag race. El deportivo alemán destaca por ofrecer una experiencia de conducción equiparable a la de un coche de carreras. Se trata de uno de los pocos superdeportivos de su época que es ofrecido con una caja de cambios manual, y tal vez por dicho motivo sería incapaz de verle el morro al Audi TT RS en una carrera en línea recta, al menos hasta que sobrepasasen los 100 km/h.

5. Mercedes SLS AMG: 3,7 segundos

Mercedes SLS AMG

El Mercedes SLS AMG ofrece un potente motor V8 de 6,3 litros que desarrolla la friolera de 571 CV. Su peso, 1.609 kg, es relativamente superior al del Audi TT RS, pero su relación peso/potencia es mejor que la del segundo. Aún con todo, el Mercedes SLS AMG es superado en aceleración por el Audi TT RS por una décima.

¿Se os ocurre algún otro superdeportivo al que el Audi TT RS supere en aceleración? Hacédnoslo saber en los comentarios.