Un video publicado por DriveTribe (red social de motor) muestra las diferencias que existen entre dos de los modelos más deportivos de la firma de Stuttgart.

Para muchos el Porsche 911 R es uno de los mejores deportivos fabricados en las últimas décadas, pero ¿cómo se compara con el 911 GT3 de 2017?, ¿cuál es mejor de los dos?

Ambos modelos incorporan el mismo propulsor de seis cilindros opuestos y cuatro litros que desarrolla 500 CV de potencia, aunque sus prestaciones varían ligeramente: el GT3 acelera de 0 a 100 km/h 0,4 décimas más rápido (3,4 segundos), mientras que el 911 R ofrece una velocidad punta superior – 323 km/h frente a 318 km/h -.

Porsche 911 GT3 VS 911 R

Porsche 911 GT3 VS 911 R

Para demostrar las diferencias que existen entre estos dos exclusivos deportivos alemanes, Jethro Bovingdon (probador de coches de DriveTribe) dio una vuelta en carretera con estos dos modelos. Estas son sus conclusiones:

  1. El motor del nuevo GT3 es “mejor”

A pesar de que ambos modelos presentan la misma potencia, el mismo par motor e incorporan el mismo propulsor de seis cilindros bóxer, la versión utilizada en el GT3 ofrece un mayor rendimiento a altas revoluciones, según Bovingdon.

  1. La dirección del nuevo GT3 es más deportiva

La dirección del nuevo GT3 es más pesada y menos reactiva que la del 911 R. Como es lógico, la dirección del nuevo GT3 está más orientada a circuito que la del 911 R.

  1. El chasis del 911 R es más “sintético”

Según Bovingdon, el chasis del nuevo GT3 es natural y transmite a la perfección lo que está ocurriendo al conducirlo, mientras que el 911 R ofrece una estabilidad ligeramente “sintética” en comparación.

  1. El nuevo GT3 cuesta 41.500 € menos que el 911 R

La diferencia de precio entre ambos es muy considerable, y más aún teniendo en cuenta que el más barato de ellos (GT3) ofrece la caja de cambios PDK; una opción que tiene un coste cercano a los 4.000 € en un 911 estándar.

¿Cuál de los dos es mejor? Cada uno tiene lo suyo. El 911 R es uno de los vehículos más exclusivos fabricados por Porsche en su historia y combina con gran maestría su rendimiento en carretera y sus habilidades en circuito. Por otro lado, la deportividad del 911 GT3 lo convierte en una auténtico devorador de los circuitos. Pero si hay que tomar partido, el presentador de DriveTribe lo tiene muy claro: “ si te has gastado 217.000 € en un 911 R, eres idiota” asegura Bovingdon en el propio video.