Acciones como descongelar el parabrisas con agua caliente pueden tener un impacto muy negativo sobre el mismo.

En esta época del año mantener en buen estado el parabrisas de nuestro vehículo es de vital importancia. Las bajas temperaturas, la lluvia o la nieve nieve pueden ejercer un efecto negativo sobre nuestro parabrisas si no se cumplen una serie de medidas. La empresa de reparación y sustitución de lunas de vehículos Carglass, nos ofrece una serie de recomendaciones para preservar y mantener la seguridad del parabrisas de nuestro coche.

Consejos parabrisas frío

Descongelar el parabrisas con agua muy caliente, o con el aire de la calefacción a temperatura elevada, puede dañarlo seriamente por el cambio brusco de temperatura, provocando su rotura en algunos casos. Para retirar el hielo del parabrisas se recomienda utilizar una rasqueta de plástico, o rociar el cristal con alcohol.

Por otro lado, se recomienda que el depósito del líquido limpiaparabrisas no se rellene sólo con agua; de este modo evitaremos que se congele a bajas temperaturas. En caso de no seguir esta recomendación, el agua puede congelarse sobre el parabrisas cuando accionamos el sistema, lo que dificultaría gravemente la visión del conductor. En este sentido, se recomienda el uso de líquidos limpiacristales adecuados.

Un impacto en el parabrisas puede convertirse en una grieta irreparable con los cambios bruscos de temperatura de esta época del año. El parabrisas ofrece hasta un 30 % de la resistencia estructural del vehículo. La luneta es vital para el correcto funcionamiento del airbag y actúa como soporte de cámaras y sensores de dispositivos de ayuda a la conducción. En este sentido, se recomienda que cualquier impacto en el parabrisas, cuyo diámetro sea menor a una moneda de 2 euros sea reparado con la mayor brevedad posible para evitar gastos mayores. De lo contrario, los daños podrían obligar a la sustitución integra de la luneta.

Vía: Newspress