Estos tres coches pondrán en jaque el liderazgo de Tesla en lo que a movilidad eléctrica premium se refiere.

Tesla es el rival a batir en lo que a coches eléctricos se refiere. La firma de Elon Musk ha convertido sus modelos en una referencia por autonomía y prestaciones. A pesar de su juventud, Tesla es con diferencia la marca que más coches eléctricos vende en el mercado, pero ¿está su posición de liderazgo garantizada para los próximos años? Es difícil saberlo, lo que sí está claro es que Tesla va a encontrarse con duros rivales en los próximos años. Sin ir más lejos, estos son los tres coches que van a poner las cosas más difíciles a Tesla en el futuro próximo:

1. Mercedes EQA: una piedra de toque para el Tesla Model 3

Mercedes EQ A

El Mercedes EQA es una berlina eléctrica compacta que rivalizará directamente con el Tesla Model 3 cuando salga al mercado. Aunque todavía está en fase de desarrollo – su presentación oficial debería tener lugar justo después de que haga su primera aparición el Mercedes EQC, el primer SUV eléctrico de la firma bávara – este compacto 100 % eléctrico promete ser un duro rival para el Tesla Model 3 por su autonomía: incorporará un batería de entre 60 y 70 kWh que le permitirán recorrer unos 400 kilómetros reales con una sola carga, recordamos que el Tesla Model 3 es ofrecido en dos variantes cuya autonomía es de 354 km en la versión estándar y 500 km en la variante “long range”.

Tesla Model 3 Performance

Las prestaciones del Mercedes EQA también son muy parecidas a las del Tesla Model 3. El coche alemán tendrá dos motores eléctricos (uno en el eje delantero y otro en el posterior) cuya potencia conjunta rondará los 402 CV. Todavía desconocemos la potencia exacta que ofrecerán los Tesla Model 3 que llegarán al mercado español hacia mediados de 2019, pero sabemos que la versión más prestacional rondará los 400 CV de potencia.

2. Porsche Taycan: una pesadilla para el Tesla Model S

Porsche Mission E

Hace poco conocíamos que el primer deportivo eléctrico de Porsche, basado en el prototipo Mission E, se llamará Porsche Taycan. Este modelo puede convertirse en un auténtica pesadilla para Tesla Model S por diferentes razones, la primera de ellas es la calidad de acabados: el Porsche Taycan contará a buen seguro con mejores materiales, ajustes y terminaciones en el interior de la cabina que el Tesla Model S. Las imágenes que hemos visto hasta ahora del Taycan son buen prueba de ello y, aunque el Tesla Model S ofrece unos acabados premium, se situarán por debajo del deportivo de Porsche.

En cuanto a prestaciones, ambos modelos ofrecerán un rendimiento parecido. El Porsche Taycan incorpora dos motores eléctricos con una potencia conjunta de 600 CV, lo que permitirá una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos. La autonomía del deportivo alemán superará además los 500 km con una sola carga (cifras todavía según el antiguo ciclo NEDC, la autonomía será algo menor bajo el ciclo WLTP). Por su parte, el Tesla Model S ofrece tres variantes de potencia (333 CV, 423 CV y 612 CV), siendo ligeramente más rápida su versión tope de gama (2,7 segundos de 0 a 100 km/h) respecto al Porsche Taycan. La autonomía de la berlina americana también se sitúa en torno a los 500 km.

Porsche Mission E

Por último, apostamos a que el Porsche Taycan ofrecerá una dinámica de conducción algo superior a la del Tesla Model S. La experiencia de la firma bávara en la fabricación de deportivos de alto rendimiento debería jugar en favor del Taycan en este duelo.

3. Audi e-tron quattro: un “anti” Tesla Model X

Audi e-tron

El primer SUV eléctrico de la firma de Ingolstadt llegará al mercado a comienzos de 2019, y promete ser un duro rival para el Tesla Model X. Todavía se desconoce el precio o las características técnicas oficiales del nuevo Audi e-tron quattro, pero sabemos que ofrecerá más de 400 km de autonomía según el nuevo ciclo de homologación WLTP y que su potencia alcanzará hasta 500 CV  en modo “boost”. Otro de los grandes alicientes del e-tron es su sistema de recarga rápida por el que se podrá reabastecer la batería en menos en 30 minutos a una potencia de 150kW, un cualidad que lo acerca al Tesla Model X y a su sistema de recarga “Supercharging”, que reabastece 270 km de autonomía en 30 minutos a una potencia de 145 kW.

Tesla Model X