Hoy te contamos 10 motivos por los que la policía puede inmovilizar tu coche en cualquier momento. ¡Estate atento!

Te sorprendería saber la cantidad de motivos por los que la policía puede llegar a inmovilizar tu coche y dejarte sin tu medio de transporte durante un tiempo determinado. Hoy ten contamos las causas más comunes y como evitarlas, para que no te pase nunca.

Un reglamento que no está claro

El código de circulación establece todo tipo de motivos por los cuales, agentes municipales, guardias civiles o policías, pueden inmovilizar tu coche. Este código es tan ambiguo y tiene tantas interpretaciones, que de hecho, es prácticamente imposible estar 100% seguro, especialmente si nos encontramos con gente con un mal día.

Por supuesto, los gastos que se pueden ocasionar por la inmovilización, así como el posible traslado y el depósito del vehículo inmovilizado, correrán a cuenta del conductor sancionado…

Control de Alcoholemia

Empezamos la lista por el motivo más evidente de todos. El control de Alcoholemia es el motivo por el que más coches acaban inmovilizados en nuestro país. La solución para que no te pase es muy sencilla, no bebas mientras conduzcas.

controles de alcoholemia

Tiempo de estacionamiento muy prolongado

Especialmente en la Zona SER o en zonas limitadas de aparcamiento, exceder el tiempo legal durante varios días, puede suponer la inmovilización total del vehículo o, en realidad, lo más común, que se llame a la grúa. Fíjate siempre dónde aparcas, y si la zona en cuestión tiene normas d estacionamiento o no.

No tener Carnet de conducir

No son pocos los conductores que han perdido el carnet o que no se han molestado para renovarlo. Circular sin carnet no solo supondrá la inmovilización total del vehículo, sino que también se considera un delito grave, y estará penado con su correspondiente multa.

No disponer de Seguro

Al igual que ocurre con el permiso de conducir, no disponer de seguro del coche es también una infracción muy grave e ilegal. Comprueba siempre que todo está en regla y no dejes las cosas que puedas solucionar hoy.

Antiradares

Disponer de un inhibidor de radar o cualquier elemento que identifique a los radares móviles, o que inhiba su señal, supondrá la inmovilización del vehículo, con su correspondiente traslado o similar, para poder quitar el dispositivo. Además recibirás una buena sanción económica y perderás puntos por ello, así que piénsate bien si te merece la pena.

miniradares de la dgt

Altas emisiones

Estos casos no son nada habituales, sin embargo, también pueden ocurrir.
Un vehículo que no cumpla con la normativa de emisiones de ruido, gases, humo y similar, podrá ser inmovilizado, y claro, posteriormente denunciado. En este caso asegurate de no trucar tu tubo de escape para que suene más. Sobre las emisiones… Ve al taller y pregunta que puedes hacer para mejorar la situación de tu vehículo. Quizás un cambio en el filtro de partículas ayude.

Coche «superpoblado»

El coche está reglamentado con un número de plazas habilitadas legalmente. Es tu responsabilidad conocer qué número es ese,  y por supuesto no exceder el número de pasajeros. De hacerlo, si te ve un agente de la ley, tu vehículo será inmovilizado, y por supuesto, recibirás una buena multa.

Niños que viajan sin dispositivos homologados

Los menores, hasta cierto rango de edad, necesitan viajar con dispositivos de retención infantil homologados. Si estos no están presentes en el habitáculo del vehículo y te pillan trasladando a estos menores sin ellos, tu vehículo será inmovilizado y recibirás una buena sanción. Al final, lo barato sale caro.

Vehículo con deficiencias

Si tu vehículo cuenta con signos aparentes de desgaste, tiene partes rotas, o motivos que pueden suponer un riesgo para ti y los demás, el vehículo será inmovilizado y no podrás volver a conducirlo hasta que lo lleves al taller y soluciones sus problemas, algo que debes de hacer antes de que te veas forzado a hacerlo.

Modificaciones del coche ilegales

Cuidado con el tuning. Ciertas piezas y adiciones que tan bien le pueden quedar a nuestro vehículo, pueden suponer un motivo para su inmovilización. Cosas como cambiar el tubo de escape para que suene más, como hemos comentado antes, o incluso iluminar el coche de forma indebida, servirá de motivo para que los agentes inmovilicen tu vehículo.

Nuestro consejo es por tanto, que disfrutes de Fast & Furious en la gran pantalla, y que guardes el Toretto que llevas dentro para circuito.

Ahora ya lo sabes, ten mucho cuidado. Como siempre el mejor consejo que te podemos dar, y que te servirá para todo en la vida es de hecho la prevención. Anticiparse es tu mejor herramientas. Una mente planificadora no tendrá rival.