Las distracciones son una de las primeras causas de los accidentes con víctimas que se producen en nuestras carreteras. Estas son las distracciones más frecuentes al volante, y el mejor modo de evitarlas.

Distracciones. Cada vez que distraes la atención del volante, para hacer lo que sea, es como si avanzaras a ciegas: no estarás preparado para cualquier imprevisto que pueda surgir. Piénsalo bien: a 100 km/h, cada segundo que pasa, tu coche recorre más de 25 metros. Multiplica esa cifra por los segundos que te obliga a apartar la vista de la carretera cualquier cosa que hagas mientras que conduces. Y hay muchas pequeñas cosas que seguimos haciendo al volante que provocan distracciones que pueden llevarnos a causar un accidente.

¿Cómo podemos evitar estas distracciones mientras conducimos? Pues la única manera es siendo conscientes de ellas, y cambiar nuestros malos hábitos para no caer en ellas. Estas son las principales distracciones que cometemos al volante.

1.- Hablar por el teléfono móvil.

El teléfono móvil en el coche está muy bien… cargado y a mano, por si surge un imprevisto. Hablar o contestar una llamada, sólo si tienes manos libres… y si puede ser, ni siquiera eso. Un dato: según la DGT, usar el móvil aumenta entre cuatro y nueve veces el riesgo de sufrir un accidente, al hacerlo el tiempo normal de reacción, aunque creas que vas pendiente de la carretera. El nivel de pérdida de atención que implica hablar por el móvil mientras conducimos es equivalente al de circular con 1 gr/litro de alcohol en la sangre.

telefono al volante

Durante 2017, sin ir más lejos, el uso indebido del móvil supuso más de 500 víctimas mortales en accidentes en carretera. Estamos, sin duda, ante uno de los motivos de distracción más frecuentes… y a la vez más peligrosos. Hasta tal punto que la DGT está considerando actualizar la Ley sobre Responsabilidad Civil en Seguro y Vehículos a motor, para que sean los conductores los que afronten los daños ocasionados en un accidente si se demuestra que ha sido causado por el uso indebido del teléfono móvil.

2.- Atender mensajes de Whatsapp.

Más de lo mismo, y una de las principales causas de uso indebido del móvil al volante, por encima de las llamadas. Y es que, si eres de los que te crees muy hábil con los dedos a la hora de escribir mensajes con una sola mano, peligro. Escribir un mensaje de Whatsapp , aunque sea uno corto, puede llevarte como mínimo entre 5 y 8 segundos, si no más. En ese tiempo, a 120 km/h, tu coche recorre más de 350 metros, durante los que en algún momento habrás desviado la vista de la carretera. ¡¡Multiplicas el riesgo de sufrir un accidente por más de 20!! Si tu coche es compatible con Apple Car Play o Android Auto, ya puedes hacer que te lea los mensajes, aunque nuestro consejo es que mientras dure el viaje, lo mejor es no atender llamadas ni mensajes.

3.- Programar el navegador

Lo mismo que sucede con el teléfono móvil… si es que no es el propio móvil el que utilizas como navegador. Introducir un destino a mano y elegir los ajustes de navegación o la ruta que más te interese lleva su tiempo. Mejor hazlo en parado, antes de iniciar el viaje. O detente para hacerlo, que no se tarda tanto. La otra opción, si tu coche cuenta con el sistema, es hacerlo a través del control por voz.

4.- Cambiar de emisora, CD o pendrive

distracciones al volante

Misma ecuación que en los casos anteriores: llevará menos tiempo, pero seleccionar la emisora o buscar una canción, requiere utilizar unos segundos en los que el coche sigue avanzando. Prepara tu selección en casa, y si hay que hacer cambios durante la marcha, a ser posible pide ayuda al copiloto.

5.- Los ocupantes del vehículo también distraen

Está demostrado. Cuanto mayor sea el número de pasajeros a bordo, más posibilidades de sufrir una distracción. Y el riesgo se multiplica si hablamos de niños y de mascotas. Ya sabes: mirar por el espejo retrovisor a las plazas traseras, atender a los pasajeros aunque sea simplemente para darles conversación… Son acciones que captan la atención del conductor y provocan pequeñas distracciones.

distracciones al volante

Aquí te dejamos algunos consejos para viajar con niños, y aquí unos cuantos consejos que te vendrá bien a la hora de viajar con mascotas en el coche.

6.- Aparca las preocupaciones personales en casa

El estado de ánimo influye en la conducción, y provoca muchas más distracciones al volante de lo que imaginas. Estrés, ansiedad, depresión… Mantener la mente ocupada en eso que te preocupa, y que difícilmente vas a poder solucionar mientras conduces, conduce a una falta de atención que aumenta el peligro al volante. Es difícil, pero lo mejor es intentar dejar los problemas a un lado cuando toca ponerse al volante.

7.- Desviar la vista de la carretera

El paisaje puede ser maravilloso. Pero desviar la vista de la carretera para contemplarlo puede provocar un accidente. Lo mismo si la causa de la distracción es cualquier otra. Y en este sentido hay una que suele ser muy frecuente: apartar la vista de la carretera para contemplar las consecuencias de un accidente en sentido contrario. Recuerda esto cada vez que tengas tentaciones de apartar la vista de la carretera: a 100 km/h, tu coche recorre la distancia similar a la longitud de un campo de fútbol en apenas 3 segundos.

 8.- Fumar mientras conduces

Y decimos fumar, pero lo mismo puede aplicarse a la hora de comer… o incluso beber. En este sentido, La L.S.V y el Reglamento de Circulación son claros: establece como una obligación del conductor que éste mantenga su libertad de movimientos, el campo necesario para ver bien, y la atención permanente en la conducción. Y fumar un cigarrillo distrae, aunque solo sea porque una de las manos va ocupada –o las dos en el momento de encender el cigarrillo– y porque hay que estar pendientes de dónde echar la ceniza… Por cierto, seguro que sabes que tirar la colilla de un cigarro por la ventanilla es motivo de sanción con pérdida de 4 puntos en el carné, y multa de 200 euros.

9.- Manejar las pantallas táctiles

distracciones al volante

Los coches cada vez tienen más sistemas de infoentretenimiento. Y, desafortunadamente, se están poniendo cada vez más de moda las pantallas táctiles, eliminando los tradicionales botones. Soy de los que piensan que es más fácil regular la climatización, por ejemplo, mediante un mando giratorio que “navegando” entre menús en una pantalla táctil, que al final requiere pasar más tiempo con una de las dos manos fuera del volante. Ya lo hemos dicho antes, pero lo repetimos: sobre todo si tu coche no tiene control por voz o si no puedes manejar los dispositivos desde el volante multifunción, mejor empezar a conducir “con los deberes hechos”.

10.- Conducir fatigado o con sueño

Uno de los factores que causan distracciones más difíciles de gestionar, porque muchos conductores no son ni siquiera capaces de reconocer o identificar los síntomas de fatiga o cansancio. Lo mejor que puedes hacer es tener en cuenta estos consejos para combatir la fatiga al volante.