Para viajar con niños en el coche se han de tomar una serie de medidas, especialmente ahora que llega el verano y la Operación Salida.

¿Alguna vez te ha preocupado viajar con niños en el coche? La seguridad de los niños es innegociable y ahora que comienza el verano, y con ello los desplazamientos en el coche, conviene tomar una serie de precauciones al respecto. Según el ministerio del interior, durante la famosa “Operación Salida de Verano” se van a producir más de 86,3 millones de desplazamientos de largo recorrido, por no hablar de los trayectos de corto alcance. Las grandes afluencias de tráfico siempre conllevan una serie de riesgos para todos los ocupantes de un vehículo, pero como este artículo va enfocado a los más pequeños, aquí os dejamos 10 consejos para mejorar la seguridad de los niños cuando viajamos en coche:

1. Los niños deben viajar en el sistema de retención infantil

Viajar con niños

Esto es básico. Todos los niños deben ir siempre montados en su silla de retención infantil cuando los subimos al coche, por corto que sea el trayecto. Comprueba además que la instalación del sistema se ha hecho de forma correcta (sigue las instrucciones del fabricante para ello).

2. Comprueba la temperatura de la silla antes de colocar al niño

En días de mucho calor, es recomendable comprobar la temperatura en el interior del coche, especialmente de la silla del niño (plásticos, tejidos). Con esto evitarás que sufra algún tipo de quemadura. Para combatir las altas temperaturas en el coche puedes utilizar parasoles antes de irte. Y al llegar, conviene que antes de meter al niño abras las ventanillas y pongas el aire acondicionado para refrescar el ambiente.

3. ¿Qué hacer si el niño se marea? Consulta al pediatra

Si tu niño tiene tendencia a marearse en el coche, conviene que antes de realizar un viaje le consultes al pediatra sobre como actuar en estos casos.

4. Los juegos y la música amansan a las fieras… y a los niños

viajar con niños

Llévate los juegos y la música que más le gusten a tus niños. De esta forma siempre estarán entretenidos y podréis disfrutar de un trayecto agradable.

5. Intenta viajar en las horas menos calurosas

El calor intenso nos afecta a todos, y los pequeños no son una excepción. Para que los niños viajen más cómodos trata de evitar las horas centrales del día.

6. Nunca dejes objetos sueltos cerca del niño

viajar con niños

Es muy importante que todos los objetos, maletas o mascotas que estén cerca del niño vayan bien sujetos. De lo contrario, podrían salir despedidos contra el niño en un frenazo y causarle lesiones.

7. La silla del niño debe estar bien instalada

viajar con niños

Instala la silla del niño siguiendo las instrucciones del fabricante y verifica su anclaje antes de emprender el viaje. Para los más mayores, es aconsejable no retirar el respaldo de la silla hasta los 1,35 metros, ya que proporciona protección frente a impactos laterales. En el caso de los más pequeños, recuerda que aunque la obligatoriedad de llevar el bebé en contra de la marcha es hasta los 9 kg, es muy conveniente que alargues esta posición todo lo que sea posible; esta posición protegerá su cuello, cabeza y espalda en mayor medida.

8. Conduce con mayor precaución en carreteras secundarias

Nunca bajes la guardia, ni si quiera en trayectos cortos. Las carreteras secundarias tienen un mayor riesgo de accidente. ¡Mucho cuidado por esta clase de vías! Recuerda que siempre que viajas con niños.

9. En viajes largos, haz varias paradas

viajar con niños

Los niños siempre sufren más que los adultos en los viajes largos: la posición en la silla, el calor en los asientos traseros, la falta de costumbre… Por este motivo, conviene que hagas paradas cada 150 km, o cada hora y media aproximadamente. Durante las mismas, saca al niño de su silla, dale de beber (la hidratación es muy importante en verano).

10. Conduce de forma prudente y con suavidad

viajar con niños

Los niños son más sensibles a los movimientos del coche que los adultos, por lo que es muy importante que conduzcas de forma relajada y sin brusquedades. Trata de anticiparte a los movimientos del tráfico, ajustando tu velocidad y frenando de forma progresiva. Respeta las normas de tráfico y no asumas riesgos, la seguridad del niño y del resto de ocupantes depende de ti.