Mediante los 10 consejos para reducir el consumo que os presentaremos a continuación, seréis capaces de ahorrar mucho combustible y dinero en vuestros viajes.

A veces nos preguntamos cuáles son las causas del elevado consumo que producimos durante los viajes, quisiéramos saber cómo reducirlo y aprovechar al máximo ese depósito que no es precisamente barato. La conducción eficiente y distintos consejos que a continuación leerás, podrán sin duda ayudarte en este cometido. Y si los conviertes en un hábito, ahorrarás más combustible que el 90% de los conductores.

  1. Tu forma de conducir: este es el factor principal para ahorrar gasolina, tu modo de conducción y tu trato con el acelerador y los frenos dictamina completamente el consumo que realizas con tu coche. La conducción eficiente, evitar los acelerones, no revolucionar el motor en exceso y realizar las maniobras de manera suave, son algunas de las pautas que cualquier conductor debería tener en cuenta a la hora de ahorrar combustible. Evitar el estrés es otra de las maneras de poder anticipar una conducción más agresiva que por tanto generará un mayor consumo.10-consejos-reducir-consumo_1
  2. Evita los atascos: otro factor desgraciadamente demasiado familiar, especialmente para los que vivimos en una gran metrópoli. Sabes perfectamente cuando se van a generar estas situaciones (por ejemplo, las horas punta de entrar y salir del trabajo o las operaciones salida con grandes desplazamientos), mi consejo es que si sabes que va a ocurrir tomes medidas para poder evitarlo. Una buena forma de hacerlo es madrugar, despertarse un poco antes puede significar la alternativa a estar parado 30 minutos en el tráfico y evitar estrés y aburrimiento. Otra, utilizar la información de los servicios de tráfico, o aplicaciones para dispositivos móviles que lo hacen en tiempo real, y suelen ser muy efectivas.
  3. Reduce las cargas innecesarias: el maletero se ha convertido en el desván móvil de muchos. Reducir peso innecesario de tu vehículo facilitará el desplazamiento de este. Una mala distribución de los objetos puede llegar a ofrecer más resistencia al aire y generar más inestabilidad a causa de la disminución de adherencia del eje delantero. Por eso, antes de salir, comprueba que sólo llevas lo indispensable en tu vehículo y saca todo lo que necesites de él. En el momento que te toque cargarlo de objetos, hazlo con cabeza y distribuye el peso de manera equilibrada.
  4. Conduce menos: si, es cierto, parece una locura, pero es lógico. Conducir en exceso con tu vehículo genera más consumo así que si quieres optimizar tu gasto al máximo piensa en otras opciones como son el transporte publico para tus desplazamientos e intenta evitar coger el coche para ir a sitios que están a menos de 10 minutos andando, no sólo será bueno para tu cartera sino también para tu salud.10 consejos para ahorrar combustible
  5. Espera después de arrancar:  una vez arranques el motor espera unos segundos para que el aceite llegue en condiciones adecuadas a la zona de lubricación. Una vez arrancado no abuses de la primera marcha e intenta llegar a la segunda lo antes posible. Esto es válido para coches de gasolina o diésel, y tanto más aplicable cuanto más fría sea la temperatura en el exterior.precio del diesel
  6. Vigila la velocidad: volvemos con el tema del conductor. Intenta mantener una velocidad constante sin frenados fuertes ni acelerones innecesarios y recuerda que la clave para esto es tener muy en cuenta la presión que generas con el acelerador. La paciencia es una virtud, y el ahorro ínfimo de tiempo que generas con un acelerón no es comparable con el gasto de combustible. Si has tenido que frenar en exceso por cualquier situación, no tengas prisas de recuperar tu velocidad, visita el carril derecho durante un rato y retoma tu velocidad constante con paciencia.
  7. El aire acondicionado y las ventanillas: siempre se genera el debate de qué consume más, si las ventanillas o el aire acondicionado. Lo cierto es que el aire acondicionado siempre consumirá lo mismo vayas rápido o lento dependiendo de la potencia que tengas establecida. Sin embargo, las ventanillas influyen a mayor velocidad, llegando a consumir más que el aire acondicionado a más de 90 km/h debido a su influencia en la aerodinámica generando resistencia al viento, por tanto, si quieres abrir las ventanillas hazlo a velocidades reducidas.10-consejos-reducir-consumo_1
  8. Ten en cuenta la aerodinámica: recuerda que, a mayor velocidad, más resistencia se genera. Pequeños detalles como mantener las ventanillas subidas, o evitar bultos en el techo pueden ayudarte en este cometido. Tenlo especialmente en cuenta durante recorridos largos.
  9. Evita buscar aparcamiento durante mucho tiempo: todos hemos pasado por esos tediosos momentos en el que buscamos aparcamiento a toda costa peor no encontramos absolutamente nada. Esto nos suele pasar porque buscamos sitio en zonas demasiado concurridas o pretendemos no tener que apenas andar a nuestro destino. La prevención es sencilla, lo único que tienes que hacer es aparcar un poco más lejos para evitarte este tipo de situaciones. No te imaginas cuanto tiempo y combustible puedes ahorrarte en una de esas desquiciantes sesiones de búsqueda de aparcamiento…10-consejos-reducir-consumo_1
  10. La presión de los neumáticos: según Michelin, el 20% del gasto del combustible es provocado por la resistencia a la rodadura de los neumáticos. Asegurarse de llevar la correcta presión homologada para tu vehículo podrá ahorrarte mucho combustible y aumentar tu seguridad. Si el coche va a estar especialmente cargado es importante aumentar ligeramente la presión por seguridad y porque si no también aumentará el consumo.

Otros consejos:

Correcta utilización del cambio de marcha: optimizando el cambio de marchas optimizas el consumo. Hoy en día muchos coches van equipados con sistemas electrónicos de ahorro que automatizan este proceso, especialmente los coches automáticos. Para todos los que seguimos con un manual, mantenernos el mayor tiempo posible en marchas largas y a bajas revoluciones puede resultar crucial para el consumo. Por ejemplo, la tercera marcha a partir de 30km/h la cuarta a los 40 km/h y viceversa. Sé que puede parecer un aburrimiento y te puedes sentir inútil con este método, pero es uno de los mejores para ahorrar gasolina.

Intenta no abusar de los elementos electrónicos: extras en confort como los asientos calefactables causan un mayor consumo así que evítalos en la medida de lo posible.

10-consejos-reducir-consumo_1